Campaña de solidaridad de la Iglesia con los desplazados en Colombia

Con ACNUR y ONG recogerá un millón de firmas para presentar al Gobierno

| 1229 hits

BOGOTÁ, viernes, 25 mayo 2007 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) lanzó una campaña conjunta con organizaciones sociales, dirigida a recolectar un millón de firmas que serán entregadas al Gobierno Nacional como parte de un esfuerzo de concientización sobre la realidad que afronta la población desplazada.



El director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS/Cáritas Colombiana), monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, aseguró que en el marco de la iniciativa «2007, Año de los derechos de las personas desplazadas», se busca convocar a la sociedad para que tome conciencia sobre la población desplazada.

Sostuvo que la recolección de firmas se hará en las parroquias y otros sitios «buscando que la restitución de los derechos sea la clave futura» del trato a la población desplazada por el conflicto armado interno que padece Colombia.

En los últimos 20 años, ocho de cada cien colombianos han sido afectados por el fenómeno del desplazamiento. De los 1.198 municipios de Colombia, 750 han sido expulsores y 950 han sido receptores de población desplazada en los últimos diez años, explicó el Director del SNPS/Cáritas Colombiana.

El secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Fabián Marulanda López, afirmó que no se trata «de recoger firmas por recogerlas» sino de que cada una de las personas que apoye esta iniciativa entienda que "el problema del desplazamiento nos concierne a todos».

«Tratemos de ser agentes que procuran mentalizar a otros para que sean conscientes del fenómeno del desplazamiento y no esperen que se solucione solo», dijo monseñor Marulanda López, en rueda de prensa, en la sede del Episcopado.

A su vez, Roberto Meier, representante en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), precisó que con esta iniciativa de recolección de firmas se espera que las personas puedan «solidarizarse y conocer la realidad de quienes han perdido sus derechos» debido al desplazamiento.

El presidente de la Consejería para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), Marco Romero, afirmó que el desplazamiento forzado en Colombia «es un drama que no se puede invisiblizar».

«Hay que garantizar que los desplazados tengan acceso a sus derechos», reiteró Romero, al destacar los avances logrados gracias a una sentencia de la Corte Constitucional.

De acuerdo con las cifras oficiales y las de entidades como Codhes, Colombia tiene entre 2,5 y tres millones de desplazados, que en su mayoría son mujeres, niños y miembros de comunidades afrocolombianas.