Canadá: Iniciativas en red en favor de la población amerindia

La contribución de los pueblos indígenas a la Iglesia

| 1098 hits

ROMA, martes 17 enero 2012 (ZENIT.org).- Con motivo de la fiesta de Santa Margarita Bourgeoys, que dedicó su vida y sus obras al cuidado y educación de los niños indígenas y de aquellos de las primeras colonias francesas en Canadá, la Conferencia Episcopal de este país norteamericano ha publicado en su página web una nueva sección dedicada a la Iglesia católica y a los pueblos indígenas del país.

Esta nueva sección en red –informa este martes el diario vaticano L'Osservatore Romano- quiere ser una fuente de referencia para recordar la historia común y las tradiciones conectadas a esta, a la vez que tiene como objetivo destacar lo que se viene haciendo en el plano pastoral con las personas de las “primeras naciones” en cada una de las cuatro regiones pastorales del Canadá.

La nueva sección ofrece una biblioteca virtual importante para aquellos interesados en la lectura de esta historia común.

Desde su llegada al hemisferio occidental --se lee en el sitio de la Conferencia Episcopal--, la Iglesia católica ha puesto de manifiesto el cuidado, la preocupación y una atención particular a los nativos, muchos de los cuales han dado una gran aportación a la Iglesia. Tal y como subrayó el beato Juan Pablo II, de hecho el proceso de evangelización ha sido, a lo largo de los años, desigual y limitado.

La Iglesia canadiense afirma que ha caminado junto a los pueblos indígenas, ha compartido sus alegrías, sus sufrimientos y sus aspiraciones, sosteniendo las luchas por el reconocimiento de sus derechos para su realización individual y colectiva.

Canadá tiene una población nativa amplia y diversa. Con cerca de 1.172.000 personas, los pueblos aborígenes representan aproximadamente el 3,8% de la población de Canadá y hablan cincuenta lenguas tradicionales.

De los tres grupos aborígenes, los miembros de las “primeras naciones” son los más numerosos (698.025), seguidos por los mestizos (389.780) y los inuit (50.480). Alrededor del 54% de la población aborigen vive en los principales centros metropolitanos, mientras que otros viven en pequeñas comunidades en sus territorios tradicionales. Aproximadamente una cuarta parte de la población aborigen de Canadá es católica y los hay en todas las diócesis del país.

Para proteger los derechos de las comunidades indígenas, promover la unidad entre los católicos aborígenes y los no-aborígenes y establecer mejores relaciones entre ellos, la Conferencia Episcopal estableció en 1984 el Consejo aborigen católico para la reconciliación (Catholic Aboriginal Council for Reconciliation). En 2002, se proclamó el 12 de diciembre como el Día Nacional de Oración por la población aborigen.

Traducido del italiano por José Antonio Varela