Cardenal Abril y Castelló: recibimos la noticia con pesar y sobre todo con gran respeto

Hace falta mucho coraje para tomar una decisión de tal envergadura. El papa tiene un sentido muy profundo de Iglesia

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1914 hits

Los cardenales que participaron ayer en el consistorio lo hicieron pensando que sería algo más bien rutinario, que Benedicto XVI después de escuchar las relaciones de los postuladores, y las indicaciones de los cardenales sobre los beatos que serán canonizados, indicaría las fechas y terminaría allí esa parte de la jornada. Al final del consistorio, en cambio, la gran sorpresa: Benedicto XVI con la calma que le caracteriza, anunció su renuncia.

ZENIT preguntó al cardenal español Santos Abril y Castelló, presente en el consistorio, qué sucedió y cómo los cardenales tomaron la decisión del santo padre.

¿Eminencia, cómo recibieron la noticia en un consistorio que parecía bastante rutinario?

--Cardenal Abril y Castelló: Recibimos la noticia con gran sorpresa porque evidentemente no es poca cosa un tal anuncio para la vida de la Iglesia. Y nosotros que somos los colaboradores más cercanos del santo padre y pastores de la Iglesia, al mismo tiempo la hemos recibido con profundo pesar.

Pues hemos visto que el pastor de la Iglesia y quien le da su rumbo, en un cierto momento ha tomado en conciencia esta importante decisión. Un pesar que compartimos todos en aquel momento.

¿O sea fue evidente el pesar por la renuncia?

--Cardenal Abril y Castelló: Y sobretodo la recibimos con un respeto inmenso porque sabemos que Benedicto XVI tiene un sentido muy profundo de lo que es Iglesia. Él ha creído que era conveniente para el bien de la misma renunciar a su puesto de pastor, como ha indicado en su mensaje.

Pesar y al mismo tiempo respeto...

--Cardenal Abril y Castelló: sí, y además también por la estima y veneración que tenemos de este papa, en cuanto es un pastor con gran personalidad y amor inmenso hacia la Iglesia. Un pontífice que se ha caracterizado por su humildad a pesar de ser una mente esclarecida y de tener una visión tremendamente clara de todo.

El santo padre dijo que faltan las fuerzas. ¿Ha tenido que ver la carga enorme de trabajo que ha hecho en estos años y a ese trabajo de transparencia y purificación que ha impulsado?

--Cardenal Abril y Castelló: En algunas ocasiones se le veía más cansado aunque no parecía un estado de salud preocupante ni mucho menos. En cambio el santo padre sí ha podido medir bien su situación física a los 85 años, que no era tan buena como nosotros creíamos.

El portavoz, padre Lombardi, dijo que se trató de una decisión de gran coraje y humildad

--Cardenal Abril y Castelló: Hace falta muchísimo coraje y valentía para tomar una decisión de esta envergadura, y estoy seguro de que lo ha pensado muy bien. Por ello le pedimos al Señor que le siga acompañando y le bendiga por el bien inmenso que ha hecho.

Lamento entretanto, que no vamos a tener en el futuro la lucidez y claridad de su enseñanza en cuanto pontífice, aunque podremos seguir aprovechando los libros, discursos y documentos que nos ha dejado.

Nos asombró una vez más

--Cardenal Abril y Castelló: ¡Si ciertamente, sin lugar a dudas!