Cardenal Carles: “El Papa tiene que decir muchas cosas en un tiempo corto”

Entrevista al arzobispo emérito de Barcelona sobre el próximo viaje del Papa

| 1455 hits

BARCELONA, viernes 5 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Arzobispo de Barcelona entre los años 1990 y 2004 y firme defensor de la causa de beatificación del arquitecto Antonio Gaudí, el cardenal Ricard Maria Carles ve la inminente visita del Papa a España como una oportunidad para el crecimiento de la unión efectiva con el sucesor de Pedro.

Esta mañana, mientras realizaba los últimos preparativos para salir de viaje hacia Santiago de Compostela, donde este sábado acompañará al Pontífice en su visita, junto con otros cardenales, obispos y miles de fieles, quiso responder por teléfono a ZENIT a unas preguntas sobre el segundo viaje de Benedicto XVI a España.

El purpurado aconseja a los fieles estar abiertos, “escuchar seriamente al Papa y pensar que lo que dice me lo está diciendo a mí” y asegura que, a pesar de ser “un intelectual de gran altura”, hace las cosas inteligibles.

- ¿Qué espera usted de esta visita?

Cardenal Carles: Que crezca el conocimiento, la simpatía y también la unión efectiva con el Santo Padre. Para ello, es importante haberlo escuchado directamente, no por radio o por televisión.

Nuestra Iglesia, al ser el Cuerpo de Cristo, supone una unión. Hay religiones, como el budismo, done existen unas creencias, pero la Iglesia es un grupo y la cabeza es el Santo Padre y es importante que tenga contacto con las Iglesias de todo el mundo. Es un poco difícil llegar a todas, pero él se esfuerza por ello.

Ésta es la segunda vez que viene a España. Hace poco vino a Valencia, de donde yo soy originario.

Por otra parte, espero lo que nos dirá. Él es un intelectual de gran altura y hace las cosas inteligibles para la gente, habla de una manera muy concreta.

En su visita a Inglaterra, un personaje inglés dijo que el Papa dice cosas muy interesantes, como por ejemplo: “Sentaos y pensad”. Esto dice mucho, en el momento actual en que nos movemos con tanta rapidez. Y también explica cosas más teológicas.

Como bávaro que es, del sur de Alemania, es otro estilo, totalmente intelectual, pero que se hace cercano, inteligible.

- ¿Cómo cree que las personas que vayan a ver al Papa pueden aprovechar mejor este momento?

Cardenal Carles: Más que distraerse en mirar cosas, por ejemplo las esculturas en la Sagrada Familia, conviene escuchar seriamente al Papa y pensar que lo que dice me lo está diciendo a mí, ya que, como mi pastor, él se interesa por mí.

Y estar abiertos, entenderlo, procurar mantener la atención, aunque después se publicarán los textos, ir haciendo nuestras sus palabras, porque es muy inteligible pero muy denso y tiene que decir muchas cosas en un tiempo relativamente corto.

- ¿Cómo será su participación en esta visita del Papa?

Cardenal Carles: Será la de los cardenales: estaremos más cerca suyo. Lo acompañaremos en algunos momentos. En las comidas, por ejemplo, estaremos los cardenales españoles, incluso vendrán tres de Roma: Antonio Cañizares, Eduardo Martínez Somalo y Julián Herranz.

Tendremos oportunidad de dialogar de muchas cosas, supongo, en la comida de Santiago, en la que comemos a solas con él, y también en Barcelona.

- ¿Tiene pensado algún tema especial para tratar con él?

Cardenal Carles: Somos muy amigos y hay que hablar de cosas, pero no en estos días, que estará con muchos requerimientos.

- Usted apoyó la apertura del proceso de beatificación de Gaudí cuando era arzobispo de Barcelona, ¿cree que ese proceso está tomando un nuevo impulso?

Cardenal Carles: Lo voy siguiendo con los contactos que tengo en Roma. Es lógico que se acelere la causa. Era un gran técnico, un gran arquitecto y también un gran santo porque esas piedras hablan. Esto acelerará la causa de beatificación.

A veces, en una canonización, hay que explicar a todos quién era esa persona que se declara santa. Pero en este caso, Gaudí es conocido en todo el mundo. Pastoralmente es muy interesante decir que este hombre, además de un gran artista y arquitecto, es santo.

No es desconocido ni siquiera en Japón. De ese país es uno de los mejores artistas que tenemos trabajando en la Sagrada Familia de Barcelona, Etsuro Sotoo, que era budista y se convirtió al catolicismo, junto a su mujer.

Gaudí, a casi cien años de su muerte, a través de las obras que dejó, tan empapadas de espíritu, continúa evangelizando.

El inicio de la causa de beatificación fue obra de unos cuantos arquitectos de Barcelona, que vinieron a mi despacho y me consultaron. Les dije que muy bien; era más contundente que fuera un grupo de arquitectos quienes la impulsaran y no un obispo.

- ¿Qué opina de la visita de Benedicto XVI a la Obra Social del Niño Dios?

Cardenal Carles: En muchos lugares, el Papa realiza una visita muy explícita a un centro de mucha necesidad, de mucha pobreza, a lugares donde nadie querría ir. Y es muy significativo.

- ¿Cómo cree que hablará el Papa sobre la familia, durante su estancia en Barcelona?

Cardenal Carles: Él, como todos los cristianos, está preocupado por la situación de la familia, que está recibiendo tantos golpes.

La Sagrada Familia es el modelo de lo que es una familia, la familia cristiana de Jesucristo. Supongo que él unirá la admiración del artista y la belleza y dirá alguna palabra sobre lo que es una familia auténtica, y no éstas que ahora se querrían fabricar.

Por Patricia Navas