Cardenal Carlos Amigo Vallejo

Nacido el 23 de agosto de 1934

Roma, (Zenit.org) Redacción | 2109 hits

Humorísticamente el cardenal Carlos Amigo Vallejo comentaba a los medios en estos días que no será papa porque ha hablado con el Espíritu Santo y han "llegado a este acuerdo". Fray Amigo como gusta llamarse afirma ser "sólo un franciscano vestido de cardenal". Abandonó los estudios de medicina, profesión de tradición familiar, para entrar en el noviciado franciscano. Tiene fama de conciliador aunque se las ha tenido que ver en diócesis complicadas: Tánger y Sevilla, a ambos lados del estrecho de Gibraltar.

Con las autoridades ha sido dialogante aunque, cuando se ha tenido que plantar, lo ha hecho como cuando el gobierno andaluz preparaba una ley para enfermos terminales, en 2008. Públicamente aconsejó al presidente de la Junta de Andalucía que se preocupara por "la calidad de vida" de los andaluces y aparcara leyes que, a su juicio, perjudicarían a los colectivos más desfavorecidos.

Según sus propias declaraciones, entre lo primero que hace al comenzar el día está navegar por internet. "Suelo hacerlo en las primeras horas de la mañana porque me gusta leer las primeras páginas de los periódicos nacionales e internacionales. Sobre todo, si hay noticias de gran interés, prefiero seguirlas en los diarios de los países donde se producen".

¿Ha encontrado la gloria en Andalucía? "Un poco sí; pero no se puede pensar nunca en una gloria que no lleve consigo mucho sacrificio. De lo contrario es una gloria efímera. En Andalucía en algunas cosas he encontrado muchas satisfacciones, pero también no pocas dificultades", responde.

Sobre el drama de los inmigrantes que mueren en el mar antes de llegar a las costas, afirmaba: "Aquí hay culpabilidades de un lado y otro del Estrecho. Personas sin conciencia que se aprovechan de una situación de extrema necesidad de muchos seres humanos, a los que traen y llevan como esclavos. Es un problema muy grande, cuya solución ideal sería que estas personas encontrasen trabajo y una forma de vida digna en sus lugares de origen".

¿Pedir o desear que se expulse a los inmigrantes sin papeles es pecado? "Si es injusta la expulsión, naturalmente que sí; porque una injusticia siempre es pecado. Otra cosa es la aplicación de unas leyes. Es un tema que preocupa y sobre el que escribí al presidente (...). Siempre resulta que la ley a quien más daña o perjudica es al débil. A la hora de aplicar la norma jurídica debe hacerse con la mayor generosidad".

"Es un franciscano grande, sencillo y astuto", apuntó el expresidente del Congreso de los Diputados José Bono, añadiendo que no es un revolucionario pero tampoco "conformista, y esto tiene su valor en un mundo en el que se valora tanto la astucia del triunfador, cuando la inteligencia se pone al servicio de la codicia". "Prefiero a los hombres buenos antes que a los astutos, y a los rectos antes que a los sinuosos. Y estamos ante un hombre recto, ante un hombre bueno", añadió.

Arzobispo de Sevilla desde el 22 de mayo de 1982 al 5 de noviembre de 2009, fue creado cardenal presbítero en octubre de 2003, con el título de la Iglesia de Santa María de Montserrat de los Españoles; como tal, tomó parte en el cónclave que eligió a Benedicto XVI.

Nacido en Medina de Rioseco, Valladolid, el 23 de agosto de 1934, ingresó en la Orden de los Hermanos Menores (Franciscanos), de la que era provincial de la Provincia Franciscana de Santiago al ser nombrado en 1973 Arzobispo de Tánger.

Inició los estudios de Medicina en la Facultad de Valladolid, abandonándolos al ingresar en el noviciado de la orden. Ordenado sacerdote, cursó en Roma estudios de Filosofía y de Psicología en la Universidad Central en Madrid, habiendo sido profesor en centros de educación especial y de Filosofía de la Ciencia y de Antropología.

Como obispo, participó en diversas ocasiones en el Sínodo de los Obispos y ha formado parte de la Pontificia Comisión para América Latina y del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud. En 2011 fue Legado Pontificio para el V Centenario de las primeras diócesis americanas.

En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro del Comité Ejecutivo (1984-1987 y 2005-2009), habiendo desempeñado los cargos de Presidente de  las Comisiones Episcopales para el V Centenario de la Evangelización de América (1984-1993), de Obispos-Superiores Mayores (1993-1999) y de Misiones y Cooperación con las Iglesias (1999-2005).

En 1993 organizó en Sevilla el Congreso Eucarístico Internacional, el cual contó con la presencia del beato Juan Pablo II. 

Vocal de la Comisión Nacional para el V Centenario del Descubrimiento de América y miembro del Comité de Expertos de la Exposición Universal de 1992, ha recibido reconocimientos honoríficos y académicos en diversos países de Hispanoamérica y en España.

Es Hijo Predilecto de Andalucía (2000), así como Hijo Adoptivo de la Provincia de Sevilla (2011), contando también con esta distinción en varias localidades de la Archidiócesis. Autor de numerosas publicaciones y participante en congresos y semanas de estudio, es miembro de las Reales Academias de Buenas Letras, de Medicina y de Bellas Artes, de Sevilla, y de la Academia de Ciencias Sociales y Medio Ambiente de Andalucía.