Cardenal Cipriani: Campaña electoral, aborto y legalización de drogas

Entrevista del arzobispo de Lima

| 1834 hits

LIMA, domingo, 30 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Las declaraciones del cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, sobre aborto, legalización de drogas, y el reconocimiento de uniones del mismo sexo, en medio de la campaña electoral, han tenido amplio eco no sólo en la prensa peruana, sino incluso en la internacional.

ZENIT publica la transcripción de la entrevista que el purpurado concedió al periodista Armando Canchanya en el programa "Diálogo de Fe", el 29 de enero, en Radio Programas del Perú (RPP).

--AC: Bienvenido Cardenal a Diálogo de Fe, ayer estuvo con nosotros en RPP

--Cardenal Cipriani: Una alegría estrenar estos lugares donde las cosas se dicen mejor y más fáciles. Da la impresión que lo que uno dice aquí tiene más fuerza y realidad, realmente felicito a RPP por este maravilloso salto en el mundo de las comunicaciones.

--AC: Esta semana hemos tenido una reunión importante de los obispos, ¿esto ocurre una o dos veces al año?

--Cardenal Cipriani: Sí una es la asamblea general, y hay otra a mitad de año. Hemos tenido una reunión muy interesante cambiando ideas sobre el sacerdocio y otros temas de la Iglesia. Y al mismo tiempo nos pareció un deber el hacer un comunicado "al servicio de la dignidad humana y bien común" con el motivo de las elecciones generales, que exige que los obispos digamos unas palabras de orientación a  los fieles de la Iglesia Católica.

Escucho y leo preocupado del "por qué la Iglesia se mete", qué curioso, porque muchos de los que escriben son miembros de la Iglesia, son gente bautizada y por lo tanto fieles. Pero nosotros, pastores, tenemos la obligación moral de, ingresar en aquellos temas que tienen una repercusión moral, por ejemplo el aborto, el matrimonio y la familia. Pero no vamos a entrar a decir si el porcentaje del IGV debe bajar o subir porque no nos corresponde, si debe haber un plan de vivienda más agresivo, si se deben hacer más inversiones petroleras, no es nuestra tarea, si la educación debe recibir el 6% o el 15%. No es tarea nuestra. Pero sí tenemos obligación con la verdad.

Hay unas palabras que hemos dicho aquí en el punto 10, que son importantes. "El ciudadano merece respeto, la información debe ser veraz, no podemos tratarlos como objetos que se pueden manipular o engañar".

Creo yo que lo primero que la Iglesia quiere enseñar, guiar, recordar a todos los peruanos de buena voluntad es que la verdad es siempre una buena aliada. En cambio esas frases cortas, esas frases que se cambian, normalmente uno tiene derecho a hacer su plan para explicar sus cosas de manera breve, pero es muy importante que la verdad sea un aliado del candidato.

Si el candidato cambia la verdad permanentemente, pierde credibilidad. No estamos discutiendo la política, estamos discutiendo una cosa humana, real, normal. Cuando una persona dice "llego a las cuatro", y llega media hora tarde no le creen. Creo yo que en ese sentido, el llamado de lo obispos es que resplandezca, en este ambiente tan importante para el país, la verdad, y que haya intercambio cara a cara.

Hace pocos días un candidato abiertamente pedía un diálogo con otro. Creo que es una cosa sana y transparente que el electorado quiere escuchar. Nosotros, en ese sentido, queremos claramente decir que es importante que se expongan los planes con claridad, que la verdad sea verdad y que no haya acomodos. Esto es un primer mensaje claro del comunicado de los obispos.

Luego, hablamos de una manera muy clara en el párrafo 5 sobre el matrimonio, que es la base de la familia y sociedad; que tiene una importancia fundamental y que tiene características propias e irrenunciables. Que el matrimonio no es una unión cualquiera entre las personas, es una unión estable e indisoluble de un hombre y una mujer que se complementan.

Digo esto, porque escucho que algún candidato dice: "yo no quiero debatir ni enfrentar a mi Cardenal"; pero si no es problema de enfrentar al Cardenal. Hay que enfrentarse a la verdad, no al Cardenal, esto es de derecho natural.

Entonces cuando decían "porqué vamos a excluir (a personas del mismo sexo)", ¡no! Yo he consultado con un abogado y leí un artículo muy interesante del Dr. Antero Flores Aráoz en que detallaba cómo esa unión si quiere tener unas consecuencias tienen que modificar la Ley de Sucesiones, el Código Civil, y prácticamente la Constitución, porque uniones de cualquier tipo, ya existen, lo que no se puede es asimilar a unmodelo de unión matrimonial.

Por lo tanto no engañemos, esa libertad de que se unan como quieran es otra cosa; pero cuando se quieren beneficios o adopciones, estamos hablando de palabras mayores. Por lo tanto, sí es importante que se aclare si lo que se quiere es modificar el marco de lo que es un matrimonio y una familia porque esas uniones, si se quiere modificar la sucesiones, herencia, vas perjudicar a los hijos, a los padres, vas a modificar el Código Civil, vas a generar otra manera de organización de la sociedad. No es discriminar, es exigir claridad y transparencia.

--AC: Usted ha dicho la semana pasada que se pronuncien los candidatos sobre el aborto, matrimonio de personas del mismo sexo. Bueno, un candidato habló y dijo yo estoy a favor y hablaron los otros también...

--Cardenal Cipriani: Creo que para nuestra gente sencilla, porque nos escucha mucha gente en el país entero, campo, ciudades rurales y ciudades grandes. Entonces, yo como pastor tengo que orientar.

Cuando hablamos del aborto, es eliminar una vida, y la Iglesia nos dice -quinto mandamiento- no matar. En todos los lugares donde vive esa gente humilde el hijo es un tesoro, felizmente todavía tienen esa sensibilidad, quieren a sus hijos, crían y aman a sus hijos.

Por tanto este lenguaje que usan a un nivel más sofisticado de que "está en tres semanas de concepción", ¡es un ser humano! En el instante mismo en la concepción, es un ser humano. La tecnología médica ha avanzado a tales niveles que conocen las malformaciones y que pueden operar hasta en el vientre de la madre. Pero no podemos de una manera facilista, simplona y superficial, decir alegremente que es un tema que tenemos que liberarnos. Ponte tú en la primera fila como voluntario para la muerte, pero no decidamos en una campaña política quiénes van a nacer y quiénes no van a nacer.

La posición de la Iglesia no es objeto de una religión solamente, el aborto va contra de la ley natural, que te dice que respetes la vida desde el primer instante de la concepción. Además en el Perú lo contempla la Constitución.

Por lo tanto creo yo que ha sido una falta grave, de la que hay que pedir una respuesta clara y determinante de uno de los candidatos, el Dr. Toledo, que lo ha dicho, lamentablemente a veces dice una cosa y otra, como todos también uno puede cambiar de opinión, pero debe con claridad rechazar
entonces el aborto.

--AC: Ahora que ha matizado su posición, ha dicho que hay una condición en la que se entiende y es en el caso de las mujeres víctimas de una violencia sexual y que tiene como consecuencia un embarazo...

--Cardenal Cipriani: Perdonen que sea tan gráfico, entonces también a este señor que ha asesinado a una criatura hay que dejar en libertad a la familia para que se tome por sus manos la justicia. Tú dices que se elimine al violador y a este delincuente.

--AC: No al violador no, porque cuando alguien dice "pena de muerte al violador", dicen que tiene derechos humanos...

--Cardenal Cipriani: Este planteamiento de decir que el hijo que ya tiene en su vientre, ¿qué culpa tiene de las condiciones que ha ocurrido para que ahora lo maten? Hay que ser más serios cuando la vida está en juego.

--AC: Y no se puede alegar ejercicio de la libertad...

--Cardenal Cipriani: Es que hay dos libertades, la de la mamá y la de la criatura.

--AC: Entonces nos estamos olvidando de la criatura...

--Cardenal Cipriani: Es que la de la criatura la tenemos que defender nosotros, porque la criatura no tiene voz; pero la medicina te dice "hay una vida separada de la mujer". No podemos ni de lejos nosotros estar estableciendo ningún tipo de pauta en el que podemos eliminar, es decir, la acción directa por la que se elimina una vida, eso es lo que se llama aborto.

--AC: Y otro tema es que dicen que a los hombres les resulta más fácil decir eso, porque a ellos nunca les va a pasar...

--Cardenal Cipriani: Yo puedo decirles y las mujeres que me escuchan, les puedo asegurar que el drama de la señal que deja un aborto te acompaña toda una vida. La experiencia sacerdotal me lo dice, muchísimas mujeres viven la vida entera en procesos psicológicos para recuperarse del proceso de un aborto.

Creo que hay muchas alternativas para acoger a esa criatura en una casa, guardería, hay mucha iniciativa para apoyar a esa situación, pero alejemos de la discusión de la elección del país el drama y catástrofe del aborto. Aunque me digan lo que me digan tres o cuatro escritores en los periódicos, la Iglesia se mantiene clara y los obispos le decimos a todos los fieles, si te consideras católico dile no al aborto, y el candidato que no sea claro no es un hombre fiable, porque no sabemos si en otros temas menos importantes cómo va a actuar.

Estamos exponiendo, y creo que sería muy interesante que profesores como el Dr. Solari, el Dr. Tejada, el Dr. Salazar Larraín, tantas personas con conocimiento profundo expliquen y dialoguen para hacer ver cómo el aspecto científico te dice que no debes aceptar el aborto y que la Píldora del Día Siguiente es abortiva como lo dijo el Tribunal Constitucional.

Me parece curioso que habiendo tantas necesidades de pobreza, salud, nutrición, educación, haya gente que meta en la agenda unos temas que no
son de la identidad del peruano. No queremos que vengan aires extranjerizantes, queremos sabor peruano: de ceviche, papa a la huancaína y de nuestra cultura, las madres en el Perú aman a sus hijos. Los hijos son un recurso maravilloso para el futuro del país.

El crecimiento demográfico que tanto se decía en los 60 como una tragedia, hoy se demuestra que es una maravilla en el desarrollo económico, lo que hay que hacer es educar, fundamentalmente en la parte humana, educar a personas. Qué pena que a veces ante esta claridad, simplemente insulten a la Iglesia, al Pastor, pero están advertidos, que den argumentos, que no den insultos.

--AC. ¿Y qué pasa cuando a una persona se da esta cosa terrible del aborto...?

--Cardenal Cipriani: Desde el punto de vista moral hay una pena que se llama excomunión, esa persona rompe su unión con la Iglesia por la gravedad de la falta.

--AC: Entonces ¿No es cualquier pecado?

--Cardenal Cipriani: No, es un pecado reservado del que cualquier confesor no lo puede perdonar, porque la persona tiene que entender lo que ha pasado. Pero junto a eso hay enorme esfuerzo pastoral para acoger a esa mujer. No creo que nadie libremente haya escogido eso, son presionadas por ambientes sociales,
familiares y económicos y ahora por modas mediáticas, de las que saldrán estadísticas: "hay 50 mil abortos, 60 mil deformes".

Las ONG que trafican con estos temas muchas veces están aliadas a laboratorios médicos, porque hay mucha medicina en esto. Y hay una campaña desde la reunión de El Cairo (Egipto), porque los países grandes no quieren que hayan países como el nuestro emergentes y que crecen. Nos quieren tener dominados y sometidos.

--AC: ¿No cree que hay una realidad de que mucha gente aborta de modo clandestino en las calles y se debe hacer algo?

--Cardenal Cipriani: Sí, evidentemente, se debe atender a esa gente educándola. Pon clínicas de apoyo y acogida para que la gente en sus primeros meses de
embarazo no caiga en la tentación de que la solución es matar a la criatura. Creo que ha llegado el momento de la verdad y de que estos temas
no son los temas que más interesan a un país, pero a la Iglesia le interesa mucho que se aclare porque es cambiar la manera de ser del ser humano, la ley natural.

La droga es un vicio que destroza a las familias. Cómo vamos a tener la ligereza de plantear si se consume un poco o mucho. Yo creo que ahí hay un poquito de alucinación.

Te diría, recordando a Juan Pablo II, pidamos un debate aturado pronto. Y dejemos de insultar. La prensa está haciendo un magnífico trabajo cuando investiga y da a conocer cosas que nadie quiere conocer, pero también debería promover encuentros de que se conversen.

Señores, aquí la verdad debe ser la primera encuesta. Sólo pido responsabilidad en todos, para que brille la verdad y no se convierta esto en insultos de un lado y de otro. La Iglesia se ha sentido convocada, cuando de una manera llamativa, ha surgido una propuesta del candidato Toledo. Estas cosas son serias y todos los candidatos deben ser conscientes de lo que dicen y prometen.

Una pequeña noticia, un día como mañana domingo, hace 12 años.

--AC: Doce años ya, qué rápido...

--Cardenal Cipriani: Hace 12 años llegué a Lima, de Ayacucho, cargado de emociones, interrogantes, y son doce años intensos, he visto pasar de presidentes a
Fujimori, Paniagua, Toledo, García, alcaldes, y así a todas las autoridades. En ese sentido tengo una cierta experiencia y creo que todas estas situaciones políticas no deben ocupar el centro de tu vida: reza, ama a tus hijos, edúcalos en la fe, ten esperanza y optimismo, esto es lo que el Papa Juan Pablo II nos decía.

--AC: Usted no lo ha dicho, pero recordarán que hace 12 años el Cardenal Cipriani es Arzobispo de Lima eso es lo que vamos a celebrar mañana, así que un gran saludo de parte de todo el equipo. Mañana muchísima gente lo va a acompañar en la celebración.

--Cardenal Cipriani: Muchas gracias, y la bendición para sus hogares: En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.