Cardenal Cipriani: Tengan el coraje de manifestar su fe católica

Reflexión durante concurrido encuentro con jóvenes de Lima

| 1673 hits

LIMA, martes 18 septiembre 2012 (ZENIT.org).- “Jóvenes, tengan el coraje de decir que van a Misa el domingo, porque tienen fe; que se confiesan, porque creen en el perdón de los pecados; que estudian, porque quieren superarse”, con estas palabras el cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, animó a numerosos jóvenes de su archidiócesis reunidos el pasado domingo 16, en el III Encuentro de la Juventud del Decanato III de dicha sede metropolitana.

El arzobispo de Lima, quien estuvo acompañado por sus obispos auxiliares, motivó a los presentes a perseverar en su camino, con frases como "Pónganse los anteojos de la fe", para referirse a la necesidad de ver "este mundo bonito, alegre y entretenido". Los animó también a descubrir ese "otro mundo", donde hay más estudio, más deporte, más amistad, y en donde se puedan tratar entre ellos con franqueza.

También reflexionó sobre el valor de la amistad en los tiempos actuales: “La amistad es de dos, si abro mi corazón para contarte algo, espero que tú también hagas lo mismo. Cuando hay dos corazones que se comunican surge la amistad. Y te animo a que promuevas en primer lugar la amistad con Jesús, Él no te va a fallar, abre tu corazón y cuéntale lo que quieras, y luego guarda silencio para escuchar la respuesta. De esa amistad saldrá una persona libre, buena, optimista y valiente”, mencionó.

En otra parte de su reflexión los invitó a formar grupos de voluntariado, a fin de que puedan visitar a gente enferma, a niños que están abandonados, así como organizar concursos de coros o un campeonato deportivo, sin esperar que la iniciativa surja solamente de los presbíteros.

Durante el encuentro, los jóvenes le consultaron al cardenal Cipriani sobre la labor del papa Benedicto XVI por los jóvenes, a lo que el alto prelado respondió: "El papa reza por ustedes". Y los invitó "a no disimular su catolicismo", recordándoles que el santo padre le pide a la juventud "que vivan limpios, que forjen buenos hogares y les recuerda siempre que necesitamos sacerdotes y religiosas", aseveró.

Los enemigos de la juventud

En otro momento del encuentro, el arzobispo de Lima lamentó que en los tiempos actuales existan enemigos latentes de la juventud, por ello les advirtió de los peligros que se presentan en el mundo actual.

"A ustedes les ha tocado una época complicada, porque en el mundo de hoy hay enemigos de la juventud. Ustedes creen que son libres, pero no lo son, porque en el mundo hay fuerzas grandes que llevan droga, pornografía y sexo a todos los jóvenes", advirtió.

Y los animó a ser libres, a no corromperse, sino a ser felices. "Y no quiero que el día de mañana ninguna de ustedes tenga un aborto, quiero ayudarlas para que eso no ocurra", fueron sus palabras para las jóvenes quienes, junto a los demás muchachos, vivieron una jornada de música, reflexión, adoración al Santísimo y de participación en la Celebración Eucarística. (javv)