Cardenal João Braz de Aviz

Nacido el 24 de abril de 1947

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1325 hits

El cardenal João Braz de Aviz, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, nació en Mafra, en la diócesis de Joinville, en el sur de Brasil, el 24 de abril de 1947. La espiritualidad de la unidad del movimiento de los Focolares, del que es miembro y que se ha convertido para el como una "nueva familia", la ha fascinado desde adolescente, tanto que gracias ha este movimiento ha madurado la decisión de ser sacerdote. En 1958 entró en el seminario menor del Instituto Pontificio de Misiones Extranjeras (Pime) en Asís, en el estado de Sao Paolo, donde estuvo hasta 1964. Después, siempre acompañado por el movimiento, pasó al seminario mayor Reina de los Apóstolesde Curibita y asistió a la facultad de Palmas.

Los superiores le invitaron a Roma para completar los estudios teológicos en la universidad Pontificia Gregoriana donde obtuvo la licenciatura, y en la Universidad Pontificia Lateranense, donde en 1993 se ha licenció en teología dogmática.

Mientras, el 26 de noviembre de 1972 fue ordenado sacerdote por el obispo de Apucarana, monseñor Romeu Alberti, y en esa misma diócesis desarrolló el servicio pastoral en varias parroquias. Después fue nombrado rector de los seminarios mayores de Apucarana y de Londrina, y enseñó teología dogmática en el Instituto teológico Pablo VI de Londrina. En la diócesis de Apucarana fue miembro del consejo presbiteral y del colegio de los consultores, además de coordinar general de la pastoral diocesana.

El 6 de abril de 1994 Juan Pablo II lo nombró auxiliar de la diócesis de Vitória, asignándole la sede titular de Flenucleta. El 31 de mayo siguiente recibió la ordenación episcopal y el 12 de agosto de 1998 le trasladaron a Ponta Grossa. En 2002 su destino fue el arzobispado de Maringá, donde estuvo poco más de un año. En 2004 fue nombrado arzobispo de Brasilia, capital del país.

Su permanencia en diferentes diócesis de Brasil se ha caracterizado por la búsqueda de la unidad de los carismas, de la comunidad, de las asociaciones, como respuesta a las orientaciones ofrecidas por Juan Pablo II en la carta apostólica Novo millennio ineunte. En particular, su gobierno pastoral en Brasilia ha estado marcado por el compromiso junto a la gente. Su actitud de escucha y de atención es testimoniado, entre otros cosas, por las numerosas visitas a las parroquias, por la participación activa en las reuniones del vicariato, por las iniciativas promovidas sobre todo para jóvenes. En mayo de 2010 organizó el XVI Congreso eucarístico nacional, coincidiendo con el 50 aniversario de la archidiócesis y de la ciudad de Brasilia.

El 4 de enero de 2011 fue nombrado por Benedicto XVI prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. En un primer momento comenzó una profunda relación de comunión con el arzobispo redentorista Joseph Tobin, que ya desde algunos meses desarrollaba su servicio de secretario del dicasterio. La experiencia de monseñor Tobin, por muchos años superior general de su instituto y en relación con los organismos de coordinación de la vida consagrada en Roma, le fue de mucha ayuda, sobre todo al inicio.

El amor a la Iglesia y especialmente a la persona del papa, junto a la experiencia y a la competencia de los colaboradores en varias oficinas, añadieron una gran contribución a la vida de la Congregación en este año. Las visitas numerosas a las casas generales, a los capítulos generales y a las comunidades en particular, junto con algunos viajes realizados en Europa y en África, le permitieron instaurar una relación directa con muchas familias religiosas, con el efecto de establecer confianza recíproca y un clima de diálogo y transparencia, también en situaciones de dificultad y tensiones.

Fue creado cardenal por Benedicto XVI en el Consistorio del 18 de febrero de 2012. Es miembro de las Congregaciones para el Clero y para la Educación Católica. Y del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales.