Cardenal Maradiaga: El protocolo de Kioto no basta

Entrevista con el número uno de Caritas a su retorno de la cumbre de Durban

| 1547 hits

ROMA, miércoles 7 diciembre 2011 (ZENIT.org).- El Protocolo de Kyoto no es suficiente, la cumbre es solamente una circunstancia política, el efecto invernadero es verdadero pero el problema va más allá del mismo, porque se está usando la creación de manera equivocada. La esperanza es que el público empieza a entenderlo y es necesario trabajar mucho para crear consciencia especialmente entre los jóvenes. Lo indicó este martes el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, al llegar a Roma tras su participación a la cumbre de Durban, en una entrevista concedida a ZENIT.

La 17 Conferencia de las Naciones Unidas que inició el 28 de noviembre en la ciudad sudafricana de Durban, concluirá este viernes 9 y deberá decidir sobre el futuro del protocolo de Kioto, o sea cómo reducir las emisiones de gases invernadero hasta el 2020.

Los representantes de 190 países, reunidos en la mesa de las negociaciones de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre los cambios climáticos, en concreto deberán decidir si potenciar el Protocolo de Kyoto, cuyas medidas antigas con efecto invernadero vencerán en el 2012, y cómo extenderlas hasta el 2020, para así reducir el calentamiento global.

El Vaticano está representado en la cumbre de Durban por el nuncio apostólico en Kenia, y el cardenal Rodríguez Maradiaga participó en cuanto presidente de la Caritas Internacional.

El cardenal indicó que de parte de la Caritas, “nuestra posición es la de justicia con el ambiente”. Consideró que “no se trata solamente de un fenómeno de calentamiento global, sino de un uso equivocado de la creación” porque “nos falta todavía esa perspectiva de administradores de la creación y porque no somos los dueños”.

La cumbre por lo tanto no es “solamente una circunstancia política” aunque lamentablemente los vértices muchas veces “tienden a reducir el problema a eso”. En cambio “se trata de algo de la humanidad, algo que es un bien común”.

Para el presidente de la Caritas Internacional, entretanto algo está cambiando por lo que se refiere a la opinión pública sobre la necesidad de defender la creación. Sobre esto “yo creo que hay cada vez más esta conciencia”, dijo.

El número uno de la Caritas recordó haber participado al inicio de la cumbre de Durban en una conferencia de un premio Nobel, en la cual se exponían las evidencias científicas sobre el cambio climático. Maradiaga se mostró convencido de la veracidad del problema y consideró que “no se trata de manipulación por parte de los medios de comunicación”.

“Esta semana será decisiva y esperamos que las grandes potencias puedan dar un paso adelante” manifestó, aunque “no basta simplemente decir ‘vamos a prolongar el Protocolo de Kyoto’, es necesario dar pasos hacia adelante. Claro, sería una tragedia que en Sudáfrica muriera el protocolo de Kioto. Si bien el compromiso de Kioto es pequeñísimo en comparación a lo que hace falta, por ello es importante que la opinión pública pueda darse cuenta que es necesario construir un futuro mejor a la humanidad”.

El cardenal latinoamericano recordó en este sentido: “Con la Caritas hemos emprendido un trabajo para educación especialmente para los niños y los jóvenes”. Citó por ejemplo el encuentro de la semana pasada de Benedicto XVI con siete mil jóvenes y su discurso “fuerte y bueno para levantar el problema”.

De hecho el papa, en la sala Pablo VI, se dirigió a los jóvenes participantes en un proyecto de la fundación Sorella Natura, en ocasión de la “Jornada para cuidar la creación” que se celebró el 29 de noviembre.

E indicó “No habrá un futuro bueno para la humanidad sobre la tierra si non educamos a todos a un estilo de vida más responsable hacia la creación” y si en tal ámbito se olvida “el reconocimiento del valor de la persona humana y de su inviolabilidad, en cada fase de la vida y en cada condición de la misma”.

Por H. Sergio Mora