Cardenal Odilo Pedro Scherer

Nacido el 21 de septiembre de 1949

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1713 hits

El cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer, arzobispo de San Pablo, 63 años, nació São Francisco, en el sur de Brasil, de familia de origen alemán, el 21 septiembre 1949. La dimensión educativa e formativa ha sido la característica el su sacerdocio y episcopado. Conjuga bien la dimensión pastoral con el conocimiento de la Curia de Roma, en donde trabajó diversos años.

Inició sus estudios en el seminario menor de São José en Curitiba, siguió con filosofía y teología y cursó la Facultad de Educación en la universidad de Passo Fundo. Fue ordenado sacerdote a los 27 años. Fue rector y profesor en tres seminarios, en otros institutos y en dos facultades. Además de vicario parroquial y párroco. En la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma, obtuvo el doctorado en teología y un postgrado en filosofía.

En el 2002 fue ordenado obispo, y llegó a serlo de la ciudad de San Pablo estuvo como secretario general de la Conferencia episcopal brasileña. Benedicto XVI lo nombró prefecto de la Congregación para el Clero en donde trabajó de 1994 al 2001. Y lo creó cardenal en el 2007.

El cardenal invitó a recuperar las prácticas de nuestra fe si no queremos que el catolicismo se diluya en un discurso genérico. A santificar el domingo, como testimonio público de la fe. Y el escuchar la palabra de Dios y la eucaristía que nos exhortan a la vida de esperanza y caridad. Porque sin caridad la fe no es auténtica. Caridad en la vida cotidiana con el prójimo.

Dio siempre atención a los jóvenes, a la catequesis y formación, a la defensa de la vida y a la centralidad de la familia en la sociedad. Ha desarrollado una importante labor social en su país, especialmente contra la pobreza y la violencia, y también en la protección de las reservas naturaleza.

Defendió la presencia de los crucifijos en los lugares públicos, indicó que los sacerdotes y la misa no deben ser espectáculo.

Sobre sexualidad precisó que es un hecho natural y no un fenómeno cultural. Consideró que las parroquias deben trabajar para la conversión pastoral y misionera de sus fieles, siendo expresión local y concreta lo que la Iglesia es en su totalidad.

Es miembro de la Congregación para el Clero; de los Pontificios Consejos para la Familia; la Promoción de la Nueva Evangelización;

de la Pontificia Comisión para America Latina; de la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión(I.O.R.); de Consejo de cardenales para el estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede.