Cardenal Ravasi: "Los jóvenes son el presente y no sólo el futuro de la humanidad"

Asamblea Plenaria del Pont. Consejo para la Cultura del 6 al 9 de febrero: profundizará el complejo y fragmentado fenómeno de las culturas juveniles.

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1523 hits

Culturas Juveniles Emergentes es el tema elegido para la nueva Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo de la Cultura, que se realizará en Roma del 6 al 9 de febrero próximo y que ha sido presentado esta mañana en la Sala de Prensa del Vaticano.

El grupo de rock italiano The Sun abrirá el evento con un concierto y compartirá su experiencia musical y de fe, haciéndose portavoz de las aspiraciones juveniles. Ese día concluirá con una mesa redonda titulada "Del universo al multi-universo, análisis de las culturas juveniles".

La presentación fue realizada por el cardenal Gianfraco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura; monseñor Carlos Alberto Azevedo, delegado del Pontificio Consejo de la Cultura, y de los jóvenes Alessio Antonielli y Farasoa Mihaja Bemahaza, que han dado su testimonio.

Para este evento dedicado a las generaciones futuras y a las culturas emergentes, el cardenal Ravasi ha abierto un diálogo con el mundo de los jóvenes en twitter trámite el hashtag o etiqueta  (o sea un apartado temático) #Reply2Ravasi, donde será posible enviar preguntas y observaciones sobre el tema, algunas de las cuales ya han sido comentadas durante la rueda de prensa.

El presidente del Consejo Pontificio de la Cultura se centró sobre el papel de los jóvenes en la sociedad actual “porque son el presente y no sólo el futuro de la humanidad”. Y añadió que "de los cinco mil millones de personas que viven en los países en vías de desarrollo más de la mitad tienen menos de 25 años (el 85 por ciento de los jóvenes de todo el mundo)".

"Y es por esto -prosiguió el purpurado- que abandonando los análisis objetivos necesarios socio-psicológicos sobre la fe en los jóvenes, o sea sobre el sentido de la presencia religiosa en ellos, preferiría hablar de la fe en los jóvenes, es decir en la confianza en su potencialidad".

Por otro lado, monseñor Carlos Alberto Azevedo, ha profundizado sobre el programa de la Asamblea Plenaria, que pretende profundizar con objetividad el nuevo, complejo y fragmentado fenómeno de las culturas juveniles, con la ayuda de expertos y escuchando la opinión de los miembros y consultores del Pontificio Consejo para la Cultura.

E indicó que las investigaciones de los estudiosos sociológicos ofrecerán el conocimiento de diversos modelos de cambio, de los procesos de socialización y de las escalas de intereses de los jóvenes.

La Organización Internacional del Trabajo decía hace algunos días - ha comentado monseñor Azevedo - que el 73'8 millones de jóvenes en el mundo están en paro y hasta el 2014 se prevé que será medio millón más. Y se preguntó: “¿Hay un malestar en lo relacionado con la política? ¿hay miedo al futuro? ¿el mito de la eterna juventud revela la falta de valores de la persona adulta?".

Los temas a tratar, ha aclarado, serán principalmente cuatro: la cultura digital que revoluciona el modelo y la gramática comunicativa; el alfabeto emotivo, que profundiza las emociones juveniles y la intensidad en su modo de vivir; la escucha a los jóvenes, con la aportación de tres experiencias de distintos continentes y para finalizar el tema del generar en la fe, al que se le ha llamado batalla cultural.

A continuación, la joven Fara Bemahazaka de Madagascar y estudiante de Economía y Comercio en la Universidad de Florencia, ha hablado de la realidad de los jóvenes de su país y de su situación: "África, aunque si bien en este momento está herida e dividida, tendría tanto que dar al mundo: una fuerte acogida, la apertura al trascendente que pone en común las diferentes culturas del continente, el deseo de pertenencia a un grupo activo preparado para servir y no para ser servido".

Y profundizando en su experiencia personal ha comentado que "como tantos jóvenes quisiera realizar algo grande en mi vida. En particular, deseo traducir la espiritualidad y los valores de la fe cristiana en acciones para el bien de mi gente, lista para ofrecer mi vida para salvar la de otros jóvenes que se están perdiendo."

También el joven italiano Alessio Antonielli, ha participado en esta rueda de prensa, explicando como todos sus coetáneos, de cualquier parte del mundo que sean tienen algo en común: la pregunta fundamental sobre la existencia.

Antonielli ha subrayado el fuerte cambio que ha sufrido la sociedad en los últimos años, y como hemos llegado a la realidad multitasking: tecnología, internet, smartphone, realidad aumentada, redes sociales... todo ello ha permitido estar comunicado con los que están lejos en un modo fácil, gratuito y sobre todo inmediato. Y es en este escenario que la Iglesia tiene el desafío de "cambiar la mirada de lo fugaz, de lo efímero, a lo que es sustancial y fundamental para el hombre".

En las Asambleas Plenarias anteriores, los temas tratados fueron La Belleza (2006), La secularización (2008), Lenguaje y comunicación (2010). Las culturas juveniles emergentes es el argumento que afrontará este el Pontificio Consejo para la Cultura, un Dicasterio cuya tarea es el encuentro entre el Evangelio y las culturas y las relaciones de la Iglesia con los mundos culturales. Su objetivo es el de reabrir un diálogo sincero, para que los representantes de la ciencia, de la literatura y del arte se sientan reconocidos por la Iglesia como buscadores auténticos de lo verdadero, lo bueno y lo bello.