Cardenal Terence Cooke, arzobispo de Nueva York, y ¿santo?

Su último sucesor presenta la positio de la causa de canonización

| 2202 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 14 de abril de 2010 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recibió este miércoles la "positio" della causa di canonización del cardenal Terence Cooke, arzobispo de Nueva York, fallecido en 1983, de manos de su último sucesor, el arzobispo Timothy Dolan.

El prelado considera que el modelo del cardenal Cooke "sigue siendo de gran actualidad para obispos y sacerdotes".

"Cooke mantuvo la serenidad a pesar de la tempestad, siempre estuvo junto a su gente, a pesar de la grave enfermedad. Su testimonio de fortaleza y verdad nos alienta sobre todo a los obispos de hoy", ha reconocido en una declaración publicada por "L'Osservatore Romano" en italiano del 15 de abril.

La ‘positio' será sometida por la Congregación las Causas de los Santos en primer lugar a una Comisión de teólogos, y luego a otra de cardenales y obispos. Si la "positio" supera favorablemente estos dos exámenes, el Papa podrá ordenar la promulgación del decreto sobre las virtudes en grado heroico del cardenal, proclamándolo "venerable". Para proclamar su beatificación deberá reconocerse un milagro realizado por Dios, atribuido a la intercesión del cardenal.

Terence Cooke (1921-1983), décimo obispo (séptimo arzobispo) de la archidiócesis católica de Nueva York, oriundo de esa ciudad, está sepultado en un cripta bajo el altar de la catedral de San Patricio.