Caritas ante las elecciones: sentar las bases de un nuevo orden social

Presentan documento en la Universidad Pontificia de Salamanca

| 1722 hits

MADRID, miércoles 26 octubre 2011 (ZENIT.org).- La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) presenta hoy en Madrid un documento elaborado por Caritas en el que la organización humanitaria de la Iglesia católica hace propuestas políticas ante los retos que vive hoy la sociedad española. El documento fue enviado a los representantes políticos de todo el arco parlamentario, y las más altas instituciones del Estado, con vistas a iluminar los programas de los partidos ante las próximas elecciones generales anticipadas del 20 de noviembre.

En el Auditorio Juan Pablo II, de la sede madrileña de la UPSA, se presenta el documento enviado a los parlamentarios, en coincidencia con la inauguración de una nueva edición del Master en Orientación y Mediación Familiar que organiza el Instituto Superior de Ciencias de la Familia de la UPSA.

El Instituto Superior de Ciencias de la Familia de la UPSA y Caritas Diocesana de Salamanca presentan el documento “Propuestas Políticas de Caritas Española ante los retos actuales de la situación social”. Un documento que en septiembre fue enviado a los políticos.

El acto tenía prevista la presencia del rector de la UPSA Ángel Galindo García, Alfonso Salgado Ruiz, director del Instituto Superior de Ciencias de la Familia, y Guillermo Fernández, de Caritas Española.

Caritas Española remitió el pasado mes a todos los grupos parlamentarios y a las altas instituciones del Estado un documento en el que, bajo el título “Propuestas políticas ante los retos actuales de la situación social” se aportan criterios para superar la desigualdad existente en España.

Caritas se considera interlocutor cualificado para proponer una serie de criterios de actuación pública en materia de política social --de manera estructurada y a la luz su experiencia diaria de trabajo con las víctimas de la exclusión- que contribuyan a superar las estructuras de desigualdad todavía presentes en España.

Como se señala en la presentación –informaba Caritas este 20 de septiembre--, este documento surge “del compromiso de Caritas de actuar, como ha venido haciendo con motivo de convocatorias electorales precedentes”, en calidad de “interlocutor cualificado ante los poderes públicos de una importante base social involucrada en la defensa de la dignidad y los derechos de las personas más vulnerables de nuestra sociedad”.

Desde un “espíritu de colaboración, transparente y democrática”, Caritas Española entiende que la próxima convocatoria de elecciones generales “ofrece a todos los grupos políticos y agentes sociales una oportunidad que es necesario aprovechar para avanzar en la superación de una situación social especialmente delicada y cuyos efectos sobre las personas más desfavorecidas son públicamente conocidos”.

Para poner a punto estas propuestas, Caritas ha echado mano de los informes realizados en los tres últimos años tanto a través de la Fundación FOESSA como del Observatorio de la Realidad Social sobre los efectos sociales de la crisis “a partir de los síntomas que venimos detectando sobre las necesidades y el perfil de los usuarios de nuestros centros y servicios en todo el Estado”.

“El objetivo –explicó el secretario general de Caritas, Sebastián Mora, en la presentación de las Propuestas— es el de impulsar entre todos los responsables políticos el consenso necesario, y urgente, para sentar las bases de ese nuevo orden social que los más empobrecidos nos están reclamando”.

“Creemos –añadía-- que es hora de establecer un nuevo orden de prioridades por parte del conjunto de los poderes públicos que permita abordar, con auténtica visión de futuro y de manera sólida, la solución de las asignaturas todavía pendientes en la estructura económica y social del Estado, y que han impedido de forma recurrente en las tres últimas décadas el acceso a unas mínimas condiciones de bienestar y de dignidad de una parte importante de ciudadanos y ciudadanas que siguen viviendo por debajo del umbral de pobreza”.

El informe del Observatorio de la Realidad Social de 2010 revela, por ejemplo, que el número de solicitudes de ayuda a Caritas no ha dejado de aumentar cada año.

En tres años, el número de solicitudes se duplicó, alcanzando más de 1,8 millones de peticiones de ayuda en 2010. Ese mismo año, unas trescientas mil personas acudieron a Caritas por primera vez.

La organización humanitaria de la Iglesia católica denuncia también una cronificación y empeoramiento de la situación de las personas empobrecidas por la crisis económica.

Por Nieves San Martín