Cáritas Barcelona pide a las familias acoger a los emigrantes en sus casas

| 291 hits

BARCELONA, 16 mar 2001 (ZENIT.org).- Cáritas Barcelona Diocesana pidió ayer a los ciudadanos de esa ciudad y del área metropolitana que acojan en sus casas a alguno de los inmigrantes que han participado en los encierros en iglesias y que tras el abandono de las protestas, no tienen donde alojarse.



Ahora bien, la directora de Cáritas, Núria Gispert, advirtió a la administración que ésta debe ser «la última vez» en que su organización asuma un proceso de alojamiento de inmigrantes, pues Barcelona debe contar con «una estructura estable para acoger a los inmigrantes desde el momento en que llegan».

Cáritas, por encargo de la Generalitat catalana y de los ayuntamientos de Barcelona y Cornellà, en colaboración con la asociación marroquí Ibn Batuta, ha entrevistado a 370 de los participantes en los encierros, que acabaron la pasada semana, y que han declarado que carecen de domicilio.

Cáritas ha encontrado alojamiento en albergues y pensiones para 219. El resto de los inmigrantes entrevistados han preferido continuar en el alojamiento provisional de que disponen ahora --normalmente casas de amigos--.

No obstante, los responsables de Cáritas consideran preferible que estos inmigrantes dispongan de un alojamiento individual y no tengan que dormir en albergues, por lo que Núria Gispert apeló a los ciudadanos a acoger a algunos de los inmigrantes sin papeles en sus casas, según informa la agencia EFE.