Cáritas celebra 60 años de trabajo con los pobres

Asamblea General en Roma

| 1742 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 20 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Los miembros de Caritas Internationalis de todo el mundo enviarán representantes a la 19º Asamblea Genera, que se desarrollará en la Domus Mariae de Roma del 22 al 27 mayo, para celebrar el 60º aniversario de la fundación de la Confederación.

Los más de 300 delegados adoptarán también decisiones sobre proyectos para reforzar el servicio que prestan ayudando a los pobres y en representación de estos.

Caritas Internationalis fue fundada en 1951 por 13 organizaciones católicas de acción caritativa para coordinar mejor la obra humanitaria de la Iglesia, recibiendo el apoyo de monseñor Giovanni Battista Montini, que en 1963 se convirtió en el Papa Pablo VI.

Desde entonces, la confederación Cáritas creció hasta alcanzar los 165 miembros, que se dedican a los sectores de ayuda humanitaria y desarrollo social de las Conferencias Episcopales de todo el mundo.

En 2004 como recuerda un comunicado difundido este viernes desde la Sala Stampa de la Santa Sede, el Papa Juan Pablo II le concedió a la Cáritas la personalidad canónica jurídica pública, ya sea a la Cáritas nacional y a la diocesana que son el órgano oficial de caridad de los obispos, ya sea en reconocimiento de los grandes servicios que la Confederación desarrolla desde hace décadas para el bien de la Iglesia entera y de la humanidad.

Los miembros de Cáritas ayudan, de hecho, a millones de personas pobres a mejorar sus propias condiciones de vida mediante programas internacionales divididos en varios sectores: desde la reducción de los riesgos de las catástrofes al socorro y a la reconstrucción, de la consolidación de la paz a la mitigación de los efectos del clima y a la seguridad alimentaria, de la asistencia sanitaria a la instrucción.

El Presidente de Caritas Internationalis, el cardenal Óscar Rodríguez Madariaga, afirmó que esta organización tiene el inmenso privilegio de estar en el corazón de la Iglesia y de su ciclo de amor vivificante. “Celebramos 60 años de respuesta, a través de nuestra fe y de acciones prácticas, al sufrimiento humano en un mundo injusto”.