Cáritas España invita a construir espacios de esperanza, justicia y solidaridad

Las Cáritas Diocesanas del paí­s celebran la fiesta del Corpus Christi con una llamada a restaurar los derechos de quienes viven en situación de pobreza y vulnerabilidad

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 478 hits

La Confederación Cáritas en España ha elegido el tema "Construyendo espacios de esperanza" para celebrar el próximo 22 de junio el Día de la Caridad, una jornada que, como cada año, la Iglesia convoca en el marco de la festividad del Corpus Christi.

En esta jornada, "Cáritas invita a toda la sociedad a hacer posible la esperanza hoy". Y para ello, "la campaña institucional de Caridad 2014 quiere anunciar a todos que cada persona, cada familia, cada comunidad juegan un papel fundamental en la construcción de la sociedad y, sobre todo, en la construcción de espacios de esperanza, de vida, de novedad, de justicia y de fraternidad compartida para restaurar los derechos de las personas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad".

A lo largo de los próximos días, las 70 Cáritas Diocesanas de España país van a desarrollar una intensa actividad de información y sensibilización públicas para "dar a conocer los objetivos de la campaña anual del Día de Caridad, rendir cuentas de la actividad desarrollada a lo largo del año para acompañar a las personas en situación más precaria y recabar el apoyo económico de los donantes privados con esas acciones". Dentro de esos actos, tendrá un protagonismo especial la lectura del manifiesto (que puede leer al final de la noticia) de la campaña que se han editado con motivo del Corpus Christi.

Para hacer posible hoy la esperanza de la que hablan en el lema, Cáritas invita a "cambiar nuestra mirada de la realidad para buscar y descubrir en nuestros entornos más cercanos las capacidades de las personas que están a nuestro alrededor, los tesoros escondidos en las personas vulnerables, en las que están al margen".

Pero para ello, es necesario poner en marcha "nuestras capacidades y actuar". Tal y como señalan los responsables de la campaña de Cáritas, “tú puedes ser motor de oportunidades para ti y para otros, no esperes que otros cambien las reglas de juego y movilízate, despiértate, súmate y participa haciendo tuya la esperanza de quienes anhelan tener un espacio humano y digno en la sociedad”. Se trata de “reinventar, recrear, recuperar… de vivir con sencillez y construir junto con otros esperanza, para hacer posible nuevos espacios comunes de vida, de benevolencia, de justicia y de solidaridad”.

Los obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social en su Mensaje para el Día de la Caridad recuerdan que hay formas concretas de “ser instrumentos de liberación y promoción de los pobres, de construir espacios que sean germen de un futuro distinto y generen esperanza”.

De esto modo, proponen algunas actitudes prácticas para crear este espacio de esperanza "en medio de una sociedad asfixiada por la crisis": responder con gestos sencillos y cotidianos de solidaridad ante las necesidades de los hermanos y cambiar nuestros hábitos alimentarios evitando el desperdicio de alimentos; reconocer la función social de la propiedad, el destino universal de los bienes y defender los derechos de los más pobres aún a costa de renunciar los más favorecidos a algunos de sus derechos; crear una nueva mentalidad que nos lleva a pensar en términos de comunidad y a dar prioridad a la vida de todos sobre la apropiación indebida de los bienes por parte de algunos, contribuir a una economía al servicio del ser humano, no del dinero y el mercado, y rechazamos y denunciamos la economía de la exclusión y del descarte que mata; y apostar por los más débiles, promover el desarrollo integral de los pobres y cooperar para resolver las causas estructurales de la pobreza.

Por otro lado, Cáritas indica que "genera esperanza haciendo realidad, a través de sus proyectos, auténticas zonas liberadas para recuperar los derechos y la dignidad de las personas, desde lo sencillo y lo cotidiano, desde la fidelidad a un Dios Padre de toda la Creación, que se conmueve con los más débiles y pequeños, y anuncia caminos nuevos de solidaridad, fraternidad y esperanza".

Publicamos a continuación el
 Manifiesto de campaña

Son muchas cosas las que oscurecen la esperanza de multitud de personas en nuestra sociedad: el paro, la pobreza, la pérdida de derechos, la falta de ayudas, la exclusión, el desamparo, la falta de futuro…

Desde Cáritas queremos animar a construir y potenciar lo comunitario, porque éste es el único camino de humanización y de esperanza para incidir en todo aquello que atenta contra los derechos de las personas. Construir comunidades, grupos humanos solidarios, donde todos están vinculados los unos a los otros, porque sienten que la suerte que pueda correr su prójimo es su misma suerte; lo que a él le ocurre, a mí me ocurre. (Cfr. Hch 4,32-35)

Son ya muchas las personas y grupos que están comprometidos con el bien de su prójimo. Gracias a ellos, otro mundo nuevo ya está abriéndose paso aquí y ahora. Ellos son signos de esperanza.

Desde Cáritas queremos proponer a la ciudadanía y a todos los que estamos aquí, hacer posible que nuestras comunidades y grupos sean lugares de acogida y fraternidad, donde las personas sean capaces de vivir y convivir juntas, donde seamos capaces de crear espacios comunitarios, solidarios y proféticos que hagan realidad otro mundo posible, otra forma de relacionarse y convivir desde valores como la generosidad, la solidaridad, el espíritu de cooperación y participación, la justicia y la gratuidad. Una comunidad, un grupo humano, que viva y conviva así, será una comunidad de esperanza contagiadora de Esperanza.