Cáritas ha recaudado ya 450 millones de dólares a favor de las víctimas del tsunami

Analiza planes de reconstrucción del sudeste asiático

| 1129 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 19 septiembre 2005 (ZENIT.org).- Expertos de las Cáritas locales de los países del Sudeste Asiático afectados por el maremoto de diciembre del pasado año celebrarán a partir de mañana, 20 de septiembre, en Roma un encuentro de dos días de duración para analizar, junto a representantes de las Cáritas donantes de todo el mundo que colaboran en la zona, la marcha de los planes de reconstrucción que se llevan a cabo.



Durante el encuentro, en el que participan 60 representantes, se pasará revista al ritmo de ejecución de los distintos planes de reconstrucción a tres y cinco años vista que han diseñado las Cáritas locales para poner en pie las infraestructuras básicas de las zonas devastadas por el maremoto.

Los participantes van a poner especial énfasis en el apoyo a las áreas prioritarias de los programas de rehabilitación que está impulsando la red Cáritas, como son la construcción de viviendas y centros comunitarios con medidas antisísmicas, la recuperación de la actividad laboral de aquellos grupos sociales que han perdido sus medios tradicionales de vida y el mantenimiento de los programas de asistencia básica a los damnificados.

Además, en la reunión se propondrán medidas de actuación para avanzar en uno los desafíos más importantes al que se enfrentan las Cáritas locales a la hora de ejecutar sus planes de vivienda: la adquisición de nuevos terrenos más allá de las franjas de seguridad marítima establecidas por los Gobiernos tras el «tsunami».

El conjunto de la red internacional de Cáritas ha recaudado en todo el mundo fondos a favor de los damnificados del maremoto por valor de 450 millones de dólares (unos 368 millones de euros). De esa cantidad, 25 millones de euros corresponden a los fondos recaudados por Cáritas Española, de los cuales ha comprometido hasta la fecha en los planes de reconstrucción de las zonas siniestradas unos 9,5 millones de euros.