Cáritas: hacer de la inmigración una elección más que una necesidad

Foro Global sobre Migraciones en Manila del 27 al 30 de octubre

| 862 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 23 de octubre de 2008 (ZENIT.org).- Hacer de las migraciones una elección más que una necesidad, es la propuesta que Cártias presentará en el Foro Global sobre Migraciones, que tendrá lugar en Manila (Filipinas) del 27 al 30 de octubre próximos.

Cáritas, recuerda un comunicado recibido por ZENIT, exhortará a los gobiernos a concentrarse en la protección de los migrantes, así como en la promoción del desarrollo de los países más pobres, a través del apoyo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, con el objetivo de hacer disminuir las migraciones forzosas.

Durante el encuentro de Manila, sobre el tema “Dar más poder a los migrantes en el desarrollo”, Cáritas Internationalis subrayará la necesidad de dar posibilidades sobre todo a las mujeres, para reducir el número de personas obligadas a abandonar su propio país.

“Las mujeres que buscan trabajo en el extranjero para poder sostener a sus familias y educar a sus hijos, son particularmente vulnerables a la explotación si no se las protege”, afirma Martina Liebsch, coordinadora de Cáritas Internationalis para las migraciones, el tráfico de personas y las cuestiones de género.

Cáritas pedirá por tanto una mayor defensa de las mujeres durante el viaje, que sean informadas de sus derechos, así como la adopción de una política migratoria sensible a la cuestión de género por parte de la comunidad internacional. De la misma forma, la organización subraya la necesidad de dar mayor atención al tráfico de niños y adolescentes.

Los habitantes de los países en vías de desarrollo utilizan a menudo las migraciones como estrategia de sostenimiento y de diversificación de las entradas económicas, pero los costes del viaje y de sus vida en el extranjero pueden traer más pobreza e inseguridad en lugar de mejores condiciones de vida.

“El derecho de no verse obligados a emigrar debería ser un elemento esencial de cualquier discusión sobre las migraciones”, observa Liebsch.

A un nivel más amplio, Cáritas pedirá que la voz de los migrantes sea escuchada y reforzada mediante el diálogo, augurando también la creación de canales legales y seguros para la migración con fines laborales, para ayudar a la gente a evitar la explotación.

En el año 2010 Cáritas organizará una conferencia para analizar los costes sociales de las migraciones femeninas sobre las relaciones, las familias y la sociedad en general.