Cáritas Jerusalén pide la reconciliación entre dos pueblos y tres religiones

Su director indica: 'No existe pueblo que acepte vivir bajo ocupación permanente'. 'El conflicto sólo se resolverá mediante negociaciones directas'

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 475 hits

En el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, que se celebra hoy, Cáritas Jerusalén ha reclamado justicia, paz y reconocimiento de sus “derechos inalienables”. Además, ha expresado el deseo de que se logre “una verdadera reconciliación entre los dos pueblos y las tres religiones que viven en Tierra Santa”. Así lo ha señalado el padre Raed Abusahlia, director general de Cáritas Jerusalén, en una carta enviada a todas Cáritas del mundo con motivo de esta jornada. 

En su escrito, el padre Abusahlia lamenta la situación que todavía hoy sufre el pueblo palestino: "los bloqueos en las carreteras, los puestos de control, la expansión de los asentamientos, la violencia, el muro de separación, la falta de acceso a las tierras de cultivo, a Jerusalén y a los santos lugares, y la humillación son parte de nuestra vida cotidiana".

En Cáritas Jerusalén, añade, "somos testigos de las desastrosas consecuencias de vivir día tras día bajo este trato injusto. Vemos los efectos dañinos sobre las personas en general y especialmente en la juventud".

Por este motivo, subraya, "queremos que nuestros jóvenes tengan un día de mañana mejor y un futuro brillante. Queremos que tengan una vida en paz, donde puedan desarrollar sus capacidades, su educación y su energía para el beneficio de su país y de las próximas generaciones".

El director general de Cáritas Jerusalén reconoce también que "la situación es aún peor en la Franja de Gaza, donde el asedio es más severo y sus repercusiones fatales".

Sin embargo, asegura, "no creemos en las soluciones militares para este conflicto". Y añade que "no hay fuerza que pueda controlar el deseo de una nación por su libertad y no existe pueblo en el mundo que acepte vivir bajo ocupación permanente".

Por ello, el dirigente eclesial pide que esta ofensiva "termine tan pronto como sea posible, de una vez y para siempre, para beneficio no sólo del pueblo palestino sino también para el futuro de Israel y del pueblo israelí". "Cuando la calma, la tranquilidad y la paz reinen en esta región, tendremos paz en Jerusalén, paz en Tierra Santa y paz en la tierra", asegura. 

En Cáritas Jerusalén creen que "estos temas pueden sólo resolverse mediante negociaciones directas". Además, advierten que "un fracaso en la superación de la desconfianza condenará a futuras generaciones de palestinos e israelíes a más conflicto y mayor sufrimiento".

Finalmente, el padre Raed Abusahlia reafirma el compromiso de esta institución con "traducir la solidaridad en acciones positivas".

Y concluye su misiva señalando que "no deseamos sino la justicia, la paz y el reconocimiento de los derechos inalienables del pueblo palestino, una verdadera reconciliación entre los dos pueblos y las tres religiones que viven en la Tierra Santa".

(RED/IV)