Cáritas Jerusalén valora positivamente la expectativa de paz de la «Hoja de Ruta»

Según declaraciones de la responsable, Claudette Habesh

| 1274 hits

MADRID, 1 julio 2003 (ZENIT.org).- Claudette Habesch, secretaria general de Cáritas Jerusalén, ha valorado positivamente las expectativas de paz para el futuro de la región que ha generado la puesta en marcha de la «Hoja de Ruta» --«Road Map»-- para el conflicto de Tierra Santa.



«Este proceso es un atisbo de esperanza al que nos agarramos, porque es lo que nos puede conducir a una vida normal, al perdón y la tolerancia –reconoció--. Pero antes de hablar de tolerancia, debemos reconocer al otro, aceptarlo con sus diferencias».

«Como palestina, debo mostrarme optimista porque la “Hoja de Ruta” recoge aspectos importantes para el pueblo palestino», afirmó Habesh desde España, donde participará en el V Congreso Hispano-Latinoamericano y del Caribe sobre Teología de la Caridad que se celebra en El Escorial (Madrid) hasta el jueves.

El plan representa un avance ya que «reconoce que hay un pueblo palestino, que hay un conflicto y que es necesario dar una respuesta al mismo», constató.

Además, otro de los puntos significativos que subraya la responsable de Cáritas Jerusalén es que «la “Hoja de Ruta” cuenta con el respaldo de los Estados Unidos, de las Naciones Unidas, de la Unión Europea y de Rusia, lo que garantiza que haya un equilibrio en este proceso».

El tercer elemento clave de la «Hoja de Ruta» es «que se basa en las resoluciones de las Naciones Unidas».

Sin embargo, Habesch considera que otros puntos preocupantes se han quedado fuera de este plan, tales como la situación de Jerusalén, la cuestión de las fronteras, el tema de los asentamientos judíos en territorio palestino y del derecho de retorno de los palestinos.

La tregua firmada por Hamás, la Yihad Islámica y Al-aqsa «es un paso importante, aunque la condición es que Israel dé también un paso hacia el proceso de paz», observó Claudette Habesch

Proyectos de Cáritas

Ahora que vuelve a abrirse el acceso a la franja de Gaza, la prioridad para Cáritas es poner en marcha el Centro Médico donado por el Patriarcado Latino.

Según Habesh, existe el proyecto de iniciar, también en Gaza, un programa de desarrollo de la mujer en uno de los campos de refugiados palestinos porque, dice, «para alcanzar la paz y la reconciliación es necesario trabajar y sensibilizar a aquellos que están directamente implicados en el proceso».

En este sentido, manifiesta su convicción en «el papel decisivo de la mujer palestina, no sólo porque representa el 50% por ciento de la comunidad, sino porque es ella la que tiene en sus manos la educación de los niños, y de lo que se trata es de dar a las mujeres las herramientas necesarias para que puedan participar en la sociedad y sean parte importante en el desarrollo de la misma».