Cáritas Líbano, Cor Unum y el hospital Bambino Gesù unidos a favor de los niños sirios

Durante tres meses ofrecerán asistencia médica a los pequeños refugiados en Lí­bano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 590 hits

Una misión sanitaria para los niños sirios en Líbano promovida por el Consejo Pontificio Cor Unum, el hospital Bambino Gesù y Cáritas Líbano es la iniciativa que esta mañana ha sido presentada en la Sala de prensa del Vaticano. Un proyecto que comenzará a inicios de diciembre y tendrá una duración de tres meses.

Cor Unum es el instrumento del santo padre para la promoción de la caridad, allí donde hay emergencias humanitarias, conflictos, catástrofes naturales que afectan al hombre y su integridad humana, social y cultural. 

El cardenal Robert Sarah, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum, ha indicado que esta misión "señala el gran compromiso y la estrecha colaboración que diferentes estructuras de la Santa Sede, unidas por el compartir pastoral de la caridad y del testimonio del Evangelio hacia los últimos, han sabido testimoniar".

Con los fondos asignados - ha explicado el purpurado  - se podrá ayudar en un primer momento a entre 3 y 4 mil niños, comprando las medicinas pediátricas necesarias. Haciendo referencia a la proximidad con las fiestas navideñas, ha afirmado que "creemos que el regalo más bello que podemos hacer para ayudar a los niños que sufren a causa de la guerra siria es el de hacer encontrar de nuevo su sonrisa y poder continuar viviendo, acompañándoles en un crecimiento que debe ser no solo material, sino también y sobre todo espiritual y humano".

Según las informaciones facilitadas por el cardenal, son más de 2 millones los sirios refugiados, la mayor parte en lo países del área medio oriental y mediterránea, de los cuales más de 800 mil solo en Líbano, 515 mil en Jordania, 460 mil en Turquía. Hay que tener en cuenta - ha subrayado - que cerca del 52% está compuesto de niños y chicos menores de 17 años. Pero también dentro de Siria hay más de 4 millones de desplazados.

Por otro lado, May El Hachem, jefa de proyecto de la misión en Líbano, promovida en el ámbito de las Actividades Internaciones del hospital, ha dado algunas claves sobre el proceso y los objetivos de la iniciativa.

Los refugiados sirios están repartidos por todo el país. Cáritas sugirió trabajar en Bekkam región en la frontera con Siria, de mayoría musulmana, donde por las distancias y por las inseguridades político-militares, la situación está más perjudicada y no hay estructuras ni personal.

También ha indicado que hay necesidades médicas, sociales y escolares, pero que la misión del Bambino Gesù es médica y se ocupará de los cuidados pediátricos. Normalmente las intervenciones promovidas por las Actividades Internacionales del hospital prevén formación de personal local y curas médicas y/o quirúrgicas a los niños afectados por patologías complejas o en países que carecen de estructuras y personal sanitario.

Por su parte, Giuseppe Profiti, presidente del Hospital pediátrico Bambino Gesù ha explicado que el compromiso de este hospital actualmente se concretiza en intervenciones asistenciales de cooperación en 12 países. Asimismo ha indicado que quien trabaja en el Bambino Gesù es consciente de ser parte de un hospital sin muros, perímetros o límites, un hospital "grande como los cinco continentes". El presidente del hospital ha afirmado que no pueden permanecer insensibles frente a una situación grave y difícil como la de los refugiados sirios y en particular la de los niños.

Mencionando algunos de los países donde tienen proyectos ha comentado que más que lugares de una misión son en realidad la realización de una idea, ya que el fin es siempre el mismo: no solamente sanar a los niños, sino cuidar de ellos.

A continuación, el presidente de Cáritas Líbano, padre Simon Faddoul, ha aportado algunos datos significativos sobre el trabajo que se está realizando. 26.944 niños sirios y libaneses han recibido asistencia para inscribirse en la educación gracias a programa de UNICEF. Cáritas Líbano está trabajando con alrededor de 382 escuelas para ayudar a los niños con estos gastos de matrícula y material escolar.

Cáritas Líbano ha proporcionado durante septiembre y octubre de 2013 los siguientes servicios médicos: 6177 servicios de atención de enfermería, 4.079 consultas pediátricas practicantes y generales, 677 consultas ginecológicas, 5077 servicios farmacéuticos, 158 pruebas de ultrasonido y 301 vacunas.

Para concluir ha recordado que "nuestra colaboración produce los resultados positivos que buscamos y manifiesta el tipo de espíritu cristiano de amor que estamos llamados a mostrar al servir a los más necesitados y más humildes".