Caritas Líbano y Caritas Jerusalén atienden a las víctimas del conflicto

La Confederación hace un llamamiento para acabar con la violencia

| 773 hits

ROMA, viernes, 21 julio 2006 (ZENIT.org).- La grave escalada de violencia en Oriente Medio ha llevado a las Caritas locales y a la red internacional de Caritas Internationalis a poner en marcha dispositivos especiales de ayuda a las víctimas.



Caritas Líbano está suministrando alimentos, medicinas, jabón, leche y productos infantiles a 25.000 personas.

Camiones con agua potable y alimentos están recorriendo algunos puntos del país con el con el fin de atender a las víctimas del conflicto armado.

«Hacemos lo que podemos --ha declarado el padre Louis Samaha, director de Caritas Líbano--, pero en algunas ciudades los equipos de Caritas están totalmente aislados, no hay comunicación con ellos, no podemos entrar ni ellos pueden salir de las zonas porque las carreteras y puentes están destruidos».

Unas 500.000 personas se han desplazado de sus hogares en busca de seguridad, muchos se han refugiado colegios, conventos y edificios públicos, otros han sido acogidos por amigos y familiares al quedar sus viviendas destruidas. 18.000 han cruzado la frontera con Jordania.

«Uno de los problemas a los que debemos hacer frente es el incremento desmedido de los precios --aclara Samaha-- el combustible ha subido un 50%, algunos productos de primera necesidad no pueden ser adquiridos por ese incremento, por lo que también estamos distribuyendo cupones de compra».

En la Franja de Gaza la situación es igual de grave. «No tenemos comida, agua potable, luz eléctrica velas o medicamentos. Los bombardeos han destruido los generadores eléctricos por lo que no podemos conservar la comida y las bombas de agua no funcionan», dice el padre Manuel Musallam, párroco de Gaza.

El Centro Médico de Caritas en Gaza está atendiendo a los heridos y los enfermos, pero su director el doctor Bandali El-Saigh declara que «sin combustible, no hay transporte, quienes lo necesitan no pueden venir por eso tendremos que entregarles equipos de primeros auxilios para que se cuiden ellos mismos o personas cercanas».

Caritas Jerusalén ha repartido 2.500 raciones de comida, 23 equipos de primeros auxilios, 750 cupones de distribución a otras tantas familias, otros 3.000 lotes de comidas serán repartidos por un convoy humanitario en coordinación con los líderes religiosos de las iglesias de Jerusalén.

Caritas Líbano y Caritas Jerusalén han pedido el apoyo y la colaboración de la red internacional de Caritas para poder atender a las víctimas.

La confederación Caritas, ha lanzado un llamamiento al alto el fuego y urge a las partes en conflicto a adoptar las medidas necesarias para llegar a un acuerdo de paz estable y duradero, que evite a libaneses, palestinos e israelíes nuevos sufrimientos.

Caritas Internationalis es una confederación de 162 organizaciones católicas de asistencia, desarrollo y servicio social, presente en más de 200 países y territorios.