Cáritas pide más empeño para salvar a los niños del Sida

Cardenal Maradiaga: “Es una situación de vida o muerte”

| 2178 hits

ROMA, martes 30 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Con ocasión de la Jornada Mundial para la Lucha contra el Sida de este año, que se celebrará mañana 1 de diciembre, Caritas exhorta a los Gobiernos y a las compañías farmacéuticas a invertir más en la prevención de la enfermedad entre los niños y en la reducción de la transmisión de madre a hijo.

“Debemos brindarle a los niños con el VIH la posibilidad de vivir”, afirmó el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, presidente de Caritas Internationalis.

“Caritas solicita a los gobiernos y las compañías farmacéuticas que inviertan más y más anticipadamente en la detección y el tratamiento de la epidemia para estos niños”, añadió. “Se trata de una situación de vida o muerte”.

En el informe 2010 de referencia mundial sobre la epidemia del Sida de UNISIDA, la agencia de Naciones Unidad para luchar contra esta enfermedad, se indica que 2,5 millones de niños están infectados por el virus HIV.

El 90% de los niños seropositivos, añade el informe, vive en África, pero solo el 26% recibe tratamiento para salvar la vida. El 55% de los niños afectados por HIV no sometidos a tratamiento mueren antes de cumplir los dos años.

En 2009, Cáritas puso en marcha una campaña en la que afirmaba que en los países pobres hacen falta medios más económicos y avanzados para detener el Sida y la tuberculosis, así como medicamentos adecuados a las necesidades de los más pequeños.

Estos fármacos se fabrican en dosis y fórmulas especiales, incluyendo combinaciones de dosis fijas de medicamentos antirretrovirales para evitar suministraciones excesivas o insuficientes.

En muchas partes del mundo, estos fármacos se pueden obtener a bajo coste, pero a menudo las madres evitan los análisis porque temen la estigmatización y la discriminación. El 99% de los niños afectados de Sida es hijo de madres que nunca se sometieron a un test y que nunca recibieron medicamentos para prevenir la transmisión a sus hijos.

Las organizaciones miembro de Caritas han participado activamente en la campaña por los niños. Caritas Australia está organizando una campaña de postales electrónicas para seguir promoviendo la investigación y el desarrollo de fármacos pediátricos.

Por su parte, Caritas Austria entregó al Gobierno austríaco 21.000 firmas recogidas por jóvenes en un esfuerzo por aumentar a financiación contra el VIH en favor de los países pobres. También Caritas India está colaborando con estudiantes para seguir de cerca a los niños seropositivos en las comunidades locales e informar sobre la evolución de su situación.

En este próximo año, la red Cáritas tiene previsto hacer un esfuerzo en conseguir “reducir los precios y ampliar la variedad de los medicamentos para el tratamiento del VIH; poner al alcance de los dispensarios locales instrumentos rigurosos de detección de la tuberculosis y el VIH pediátricos, en lugar de concentrarlos en los centros urbanos; y promover un mayor acceso a los programas de prevención de la transmisión maternofilial”.