Cáritas premiará a la mujer empeñada en la lucha contra la pobreza

Es una iniciativa más de la campaña mundial 'Una sola familia humana, Alimentos para todos'

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 620 hits

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, la red de Cáritas ha convocado hoy el Premio Internacional “La mujer y su papel en la erradicación de la pobreza y el hambre”, en colaboración con la Fundación Fidel Götz Stiftung.

El galardón tiene como objetivo reconocer públicamente la iniciativa, el trabajo y el espíritu creativo de las mujeres que, a través de su esfuerzo en la lucha contra el hambre y la pobreza, contribuyen al desarrollo y a la transformación de sus familias y comunidades.

Según explican sus organizadores en un comunicado, la convocatoria establece dos categorías: una destinada a organizaciones de la red de Cáritas o que trabajen con ella, y otra a organizaciones de la sociedad civil. El premio está dotado con un premio en metálico de 10.000 euros por categoría.

Con esta iniciativa, la principal organización sociocaritativa de la Iglesia pretende contribuir a que la sociedad en general y los poderes públicos en particular conozcan aquellas acciones significativas y buenas prácticas que están dando resultados eficaces para el desarrollo humano, y que pueden inspirar a otras muchas mujeres del mundo—ya sea organizadas en asociaciones, cooperativas o instituciones de la Iglesia– que también luchan para reducir la inseguridad alimentaria en el entorno en el que viven.

Las Cáritas nacionales primero y las oficinas regionales después harán una selección de los trabajos. De entre los proyectos finalistas, un jurado internacional compuesto por representantes de la red de Cáritas y de la Götz Foundation elegirá los dos ganadores.

La entrega de los premios se celebrará en mayo de 2015 en Roma, coincidiendo con la próxima Asamblea General de Caritas Internationalis.

Las mujeres, agentes activos de desarrollo

A través de su dilata experiencia de trabajo en proyectos de desarrollo y emergencias que apoya en todo el mundo, Cáritas ha podido constatar que las mujeres siguen siendo más vulnerables que los hombres en situaciones de pobreza e inseguridad alimentaria. Pero también ha observado cómo las mujeres se han convertido en los agentes más activos de esos proyectos de desarrollo.

Como señaló en 2010 Benedicto XVI, “en las situaciones de conflicto y desastres naturales que limitan el trabajo agrícola y el acceso a los alimentos, la mujer tiene un papel insustituible; a menudo es llamada a dirigir cooperativas y a poner a prueba sus preciosos conocimientos y habilidades sobre el mundo rural”.

La acción de Cáritas en apoyo de la mujer tiene una dimensión global, porque la mujer, además de ser una de las principales víctimas de la pobreza extrema y el hambre es, también, uno de los actores más importantes en la lucha contra estas situaciones injustas.

Según la ONU, en los países en desarrollo, el 80 por ciento de las mujeres activas pasan la mayoría de su jornada diaria produciendo alimentos, con un precario acceso a tierras, buenas semillas y equipos de producción; además, su trabajo no está remunerado y, mucho menos reconocido. Si estas mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a estos recursos, su producción en el campo aumentaría entre un 20 y un 30 por ciento, y el número de personas que padecen hambre se reduciría del 17 al 12 por ciento.

Esta es la razón por la que la red de Cáritas ha decidido incluir este premio dentro de las acciones que está llevando a cabo a nivel mundial en el marco de la campaña contra el hambre “Una sola familia humana. Alimentos para todos”, puesta en marcha por Caritas Internationalis en diciembre de 2013 y que seguirá activa hasta mayo de 2015.

Toda la información sobre el premio y las bases del mismo está disponible en la web www.caritas.org.