Carta de monseñor Becciu al Kiko Argüello

El Secretario para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado de la Santa Sede responde a iniciador del Camino Neocatecumenal por la preocupación de algunas interpretaciones de las palabras del Papa en el encuentro del 1 de febrero

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1440 hits

Publicamos a continuación la carta de monseñor Becciu al iniciador del Camino, Kiko Argüello sobre el encuentro que el Papa tuvo en el Vaticano el pasado 1 de febrero con 12.000 neocatecumenales.

Desde el Vaticano, 3 Abril 2014

Apreciadísimo Señor:

Con respetuosa carta del 15 de marzo pasado, ha manifestado usted al Santo Padre una viva preocupación por el hecho de que algunos han interpretado en sentido negativo para el Camino Neocatecumenal algunas palabras del discurso pronunciado en la Audiencia del pasado 1º de febrero, en la que Su Santidad afirmó que puede ser mejor, a veces, renunciar a vivir en todos los detalles lo que exige el itinerario del Camino con tal de garantizar la unidad entre los hermanos que forman la única comunidad eclesial.

Puedo asegurarle que el Papa Francisco ha considerado con atención lo que usted le ha expuesto y desea confirmar, como ya tuvo ocasión de expresarlo en el contexto de la Audiencia y del discurso del 1º de febrero, Su paterna cercanía y Su afectuosa palabra de ánimo a usted y a todos los que participan en el Camino.

El Papa conoce muy bien el dinamismo evangelizador del Camino Neocatecumenal, la experiencia de auténtica conversión de vida de muchísimos fieles y los frutos de bien producidos gracias a la presencia de las comunidades en todo el mundo. Su Santidad está convencido de que las palabras antes mencionadas, que querían subrayar solo la necesidad de salvaguardar el bien precioso de la comunión eclesial, no se prestan a tergiversación alguna, tanto más que valen para cualquier forma de vida cristiana.

Dichas palabras no modifican en absoluto el Estatuto, es más, lo confirman: en lo que concierne a la celebración de la Vigilia pascual y de la Eucaristía dominical de las comunidades, mencionadas por usted,  los artículos 12 y 13 del Estatuto, leídos en su integridad, constituyen por tanto el marco normativo de referencia.

Así, al acercarse la Solemnidades pascuales el Papa Francisco le asegura su cercanía, su recuerdo en el Señor, y mientras le pide que persevere en la oración por su ministerio universal, envía con todo su corazón a usted, al equipo internacional y a todos los miembros del Camino Neocatecumenal la bendición apostólica.

Con sentimientos de especial estima le saluda cordialmente en el Señor.

+Angelo Becciu