Cartas entre Benedicto XVI y el nuevo Patriarca de Alejandría de los Coptos Católicos

| 1286 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 25 abril 2006 (ZENIT.org).- Publicamos el intercambio epistolar que este mes mantuvieron el Santo Padre Benedicto XVI y Su Beatitud Antonios Naguib, Patriarca de Alejandría de los Coptos Católicos, elegido como tal el pasado 30 de marzo, una elección a la que prestó su asentimiento el Papa (Zenit, 3 abril 2006).



* * *



CARTAS ENTRE EL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
Y SU BEATITUD ANTONIOS NAGUIB,
PATRIARCA DE ALEJANDRÍA DE LOS COPTOS CATÓLICOS



CARTA DE SU BEATITUD ANTONIOS NAGUIB



Santidad:

El Sínodo de los obispos de la Iglesia copta católica, reunido en el convento de San José de las Religiosas Egipcias del Sagrado Corazón, en Madinet el-Obour, del 27 al 30 de marzo de 2006, de acuerdo con lo establecido en la última reunión, me eligió a mí, indigno, para suceder a Su Beatitud el cardenal Stéphanos II Gattas, que ha sido para nuestra Iglesia copta católica un auténtico «pater et caput», dando un ejemplo de paternidad, caridad y sacrificio en su ministerio a lo largo de veinte años.

Con la presente suplico a Su Santidad que me conceda la «comunión eclesiástica», prometiendo ser fiel a nuestro Señor y hacer todo lo que pueda para servir lo mejor posible a su grey, que me ha sido confiada, y expresando mi fidelidad, veneración y obediencia al Pastor supremo de la Iglesia, Sucesor de Pedro y nuestro amadísimo Papa.

Implorando su bendición apostólica y pidiendo sus oraciones por el inminente Sínodo y el futuro período decisivo en la vida de nuestra Iglesia, le aseguramos nuestra plena fidelidad a la «sancta Mater Ecclesia» y nuestra devoción a su amadísima persona.

Suyo afectísimo en Cristo

ANTONIOS NAGUIB
Patriarca de Alejandría
de los coptos católicos


* * *



CARTA DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI



A Su Beatitud
ANTONIOS NAGUIB
Patriarca de Alejandría de los coptos


Con gran alegría he recibido el anuncio de la elección de Su Beatitud a la sede patriarcal de Alejandría de los coptos y su petición de comunión eclesiástica. La Iglesia da gracias a Dios omnipotente por el don que le ha hecho en la persona de Su Beatitud.

Al expresarle mi fraterna y afectuosísima felicitación, le aseguro mi más ferviente oración para que Cristo, buen Pastor, lo sostenga en el cumplimiento de la misión que ha recibido de él.

Acepto de todo corazón, venerable hermano, su petición de comunión eclesiástica, según la costumbre y el deseo de toda la Iglesia católica. Beatitud, estoy seguro de que, lleno de la fuerza del Resucitado, usted guiará con sabiduría y prudencia a la Iglesia copta católica juntamente con los padres del Sínodo patriarcal, nuestros hermanos en el episcopado.
Adornada con la gloria de los santos y preparada como la Esposa del Apocalipsis, la Iglesia copta católica podrá salir al encuentro del Esposo que viene.

Que el Señor lo asista en su nuevo ministerio para que pueda proclamar la Palabra que salva, a fin de que sea vivida y celebrada con amor, según las antiguas tradiciones espirituales y litúrgicas de la Iglesia copta católica. Que los fieles encomendados a usted encuentren consuelo en su paterna solicitud.

Le transmito a usted, Beatitud, así como a todos los miembros del Sínodo, un saludo fraterno, y le concedo una particular y afectuosa bendición apostólica, que extiendo a todos los obispos, a los sacerdotes, a los religiosos, a las religiosas y a todos los fieles de su Patriarcado.

Vaticano, 6 de abril de 2006

BENEDICTUS PP. XVI



© Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana