Católicos croatas protestan contra la cristianofobia

Una profesora de religión, procesada por supuestos comentarios sobre la homosexualidad

| 2313 hits

ZAGREB, jueves 17 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Los católicos croatas no están acostumbrados a realizar manifestaciones públicas, pero esta semana salieron a la calle para protestar contra la cristianofobia en su país.

En una nota enviada a ZENIT, Vincent Batarelo, un laico de la comunidad de internet Vigilare, informó de que esta manifestación, pacífica, tuvo lugar el lunes frente a un tribunal de Zagreb courthouse donde una profesora de religión había sido denunciada por una organización lesbiana. Vigilare ayudó a organizar la manifestación.

El grupo lesbiano, Kontra, elevó una denuncia contra Jelena Mudrovcic por haber afirmado supuestamente que la “homosexualidad es una enfermedad”.

La profesora negó las acusaciones y afirmó que ella sólo enseñó lo que está escrito en el libro de texto de religión.

La estudiante que denunció a Mudrovcic no participaba en la clase, pero comentó eso a su madre, Marina Vukusic, quien a su vez hizo las acusaciones contra la profesora al grupo activista lésbico.

En las acusaciones, Kontra invocó una ley sobre antidiscriminación que fue aprobada hace un par de años en Croacia; en aquel momento, los representantes de la Iglesia protestaron que esta ley podría ser usada para suprimir la libertad religiosa, afirmó Batarelo.

El sistema educativo estatal actualmente permite las clases de educación católica como cursos opcionales, pero Kontra afirmó su intención de intentar cambiar esto.

Más de 200 católicos se manifestaron frente al tribunal con carteles pidiendo Stop Christianophobia.

Batarelo explicó que este es “un momento histórico, pues es la primera vez en los veinte años de la independencia de Croacia que los católicos han salido a la calle".

"El objetivo se cumplió y se ha creado una plantilla para futuras acciones", añadió.

Batarelo explicó que esta noticia es “especialmente pertinente para animar a los católicos y cristianos en Europa oriental (antiguos países comunistas) para que luchen por sus creencias”.