Celam: América Latina dará su contribución al sínodo de la familia

En agosto un congreso preparatorio en Panamá con obispos y operadores pastorales. No abordar el tema desde una periferia, sino buscando una solución integral

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 914 hits

Los miembros de la presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), presentes en Roma para encontrar al papa Francisco y profundizar la vida y misión de la Iglesia en Latinoamérica, en la reunión de prensa que este martes ofrecieron, han indicado que están profundizando el tema de la familia para dar un aporte al próximo sínodo.

El presidente del Celam, Mons. Carlos Aguiar Retes indicó que ese martes, conclusivo del encuentro de los obispos latinoamericanos, "hemos tenido la oportunidad de compartir varios temas con el papa Francisco en Santa Marta, durante más de una hora y media. Hemos conversado sobre el proyecto del Celam para la familia en el próximo sínodo extraordinario: se trata de un congreso que se realizará en agosto en Panamá sobre la familia” y precisó que el objetivo del mismo es “llevar las enseñanzas de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium al tema de la familia”.

Añadió que ese aporte que se está preparando para el sínodo, contará la colaboración de los agentes de pastoral que trabajan con las familias, y con los presidentes de las 22 conferencia episcopales. “Vamos a tener un diagnóstico importante sobre cuanto está ocurriendo”.

Sobre los cuestionarios enviados por el Vaticano sobre la familia, recordó que fueron respondidos por cada conferencia episcopal, y que la comisión del Celam tuvo la oportunidad de estar con el cardenal Lorenzo Baldisseri, nuevo consejero de la Pontificia Comisión para América Latina, que "nos comentó que este trabajo ha sido realizaron con una gran agilidad y de allí han sacado para el instrumentum laboris”.

Y recordó que el Papa afirmó, como lo había hecho cardenal Baldiserri, que el tema “no es solamente el de la comunión de los divorciados, porque no es el único y fundamental”. Sí en cambio la crisis de la familia -indicó el presidente del Celam- en el contexto del mundo de hoy. "Desde diferentes ópticas para entender la urgencia del tema, para acompañar la familia en las diversas situaciones".

“Hay mucha claridad de que el tema hay que agarrarlo desde el fondo y no desde una periferia. La solución tiene que ser integral” dijo.

Por ejemplo recordó que en la clase media y alta, se registra una disminución de la natalidad, fenómeno que no se registra en las clases populares. Es necesario añadió, “atender, orientar y acompañar esta situación”. Una pareja, se desarrolla mejor cuando hay hijos. “Conozco matrimonios que no tienen hijos y con la adopción ha cambiando positivamente mucho".

El monseñor brasileño Dimas Lara, arzobispo de Campo Grande y ex secretario general de la Conferencia Episcopale Brasileña indicó que es importante “el cambio de metodología del sínodo, como nos indicó el cardenal Baldiserri”. Porque así se reflejará “una participación y escucha mutua y colegialidad de los obispos con el magisterio del Santo Padre. No será una colecta de sugerencias, sino que se abre el abanico para que muchas otras ideas y enfoques sean encarados allí”.

Fue recordado en la rueda de prensa, que este sínodo se ubica en el contexto de los 50 años de la celebración del Concilio Vaticano II y que la familia allí fue colocada en su dimensión. Precisó que los documentos de la iglesia en América Latina han trabajado el tema desde el punto de vista social, o sea la familia en cuanto célula fundamental de la sociedad y en donde se aprende su relación con los otros y con Dios, cuidadora de la vida y desarrollo de la fe.

El secretario general adjunto del Celam, Leónidas Ortíz, recordó que es la primera vez que se convoca un sínodo en dos partes, uno extraordinario y otro ordinario y con la conciencia de que las conclusiones del sínodo extraordinario serán trabajadas en el período de un sínodo al otro y podrán así enriquecer al sínodo ordinario.

E ilustro que los pueblos que prestan más atención a la familia, rinden mejor, citando para ello un caso en Alemania, en donde los actos de vandalismo causaban pérdidas y dificultades a la ciudad y que un plan del municipio, subsidiando a las madres para que trabajen menos afuera y dedican más tiempo a los hijos, produjo un cambio de tendencia tal que incluso benefició a las arcas comunales.

El arzobispo chileno Santiago Silva, añadió que sobre la familia, los divorciados y la comunión, es necesario tener presente la misericordia de Dios y tener el corazón que comprende, pero sin dejar de decir la verdad que viene del Evangelio.

Leer también: Presidente del Celam: Teología de la Liberación muy anciana, o muerta

Leer también: Las espectativas sobre el Sínodo de la Familia