Chiapas: La opción preferencial por los pobres excluye la venganza

El obispo de San Cristóbal de las Casas habla sobre la liberación cristiana

| 1272 hits

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, 26 enero 2001 (ZENIT.org).- Desde la dura realidad de San Cristóbal de las Casas, monseñor Felipe Arizmendi, ha lanzado un llamamiento a vivir a fondo la opción preferencial por los pobres que, si es cristiana, añade, rechaza la venganza.



En medio del conflicto en que vive el estado mexicano de Chiapas, tras el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1994, monseñor Arizmendi, al frente de esta diócesis de mayoría indígena desde el pasado mes de marzo, afirma: «Si no le damos la fuerza necesaria a este amor preferencial, no somos la Iglesia de Jesús. Si pasamos indiferentes ante quienes más sufren, quedamos descalificados incluso como cristianos».

Las palabras del prelado han servido de comentario al evangelio litúrgico del domingo pasado en las que Jesús anunciaba su misión de «llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor».

Derechos de los indígenas
En el texto, que ahora ha sido distribuido por Internet, monseñor Arizmendi afirma que «El "año de gracia del Señor" debe ser algo permanente. Esto implica comprometernos en la liberación de los cautivos y oprimidos, en la curación de los ciegos, en la evangelización de los pobres. Si alguien no lo hace, no es seguidor de Jesucristo. Quien se opone a que sean reconocidos los
justos derechos de los pobres, sobre todo de los indígenas, reniega de su fe cristiana».

En Chiapas destaca la importante presencia de población indígena perteneciente a varios grupos étnicos: tzotzil, tzeltal, chol y zoque. En total, los hablantes de lenguas indígenas ascienden a 768.720. De estos, casi 250.000 sólo hablan su lengua étnica, ya que desconocen el español. Chiapas de riquezas naturales inmensas, mal explotadas y mucho peor distribuidas, es tras Guerrero, el estado mexicano con mayor porcentaje de analfabetismo (26,03%) y el primero en población no escolarizada.


La opción preferencial por los pobres no tiene exclusivas
«Esta línea de acción pastoral no es exclusiva de algunas personas --añade el obispo de Chiapas--; es una obligación apremiante para todos los que nos consideramos seguidores de Jesús. No es una opción que, según tendencias personales, quede al libre gusto, sino que es algo imperativo».

El prelado es exigente: «Por eso --dice--, quienes tienen más posibilidades económicas u ocupan puestos de poder, no pretendan que la Iglesia abandone esta prioridad, pues sería traicionar su misión. Sin embargo, esta opción evangélica no se debe usar como bandera política, o como una forma de legitimar con lenguaje religioso una opción partidista, una postura ideológica o una lucha de clases».

Jesús no acepta la venganza
Ahora bien, resalta que Jesús, al citar las palabras del profeta Isaías sobre su misión de liberación no quiso citar la frase en la que el profeta bíblico anunciaba el «día de venganza de nuestro Dios», «porque Jesús no viene a impulsar la venganza de los pobres».

«Que nadie, pues, incite a los pobres de Chiapas a tomar venganza, y menos en nombre de alguna religión --concluye monseñor Arzimendi--. Jesús nos enseña perdonar e incluso hacer el bien a quien nos hace el mal. Eso es liberación, porque el odio y la venganza son una cadena que aprisiona sentimientos, mentes y corazones; trae más miseria y opresión. Sólo el amor hace libres».