Chiara Lubich, «honoris causa» de la Universidad eslovaca de Trnava

| 722 hits

ROMA, 23 junio 2003 (ZENIT.org).- Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares, recibió este lunes el doctorado «honoris causa» de la Universidad estatal eslovaca de Trnava por su contribución al diálogo ecuménico.



El profesor Peter Blaho, rector de la Universidad, al evocar la obra de la galardonada, afirmó: «El cristianismo, a pesar de la crisis espiritual que atraviesa hoy la civilización humana, es capaz de renovarse continuamente».

La ceremonia de entrega del doctorado tuvo lugar en el Centro Mariápolis de Castelgandolfo, a unos 30 kilómetros de Roma, con la participación de las máximas autoridades de la Universidad, fundada en 1635.

En su intervención, el decano de la facultad de Teología, el profesor Ladislav Csontos, tras hacer alusión a los difíciles años que vivió su país y la investigación teológica durante el comunismo, afirmó que «la teología del diálogo y de la unidad de Chiara Lubich está muy cercana a nuestra facultad».

Según la intervención de Csontos, recogida por Radio VaticanoLubich es un «personaje clave del movimiento ecuménico y del diálogo interreligioso».

Además, recordó, «su obra se hizo presente en Eslovaquia con el Movimiento que había echado raíces ya en los tiempos del régimen comunista, ofreciendo a quien adhirió a él gran apoyo espiritual y a la vida de la Iglesia local el espíritu del Concilio Vaticano II».

Por su parte, el rector centró su intervención en los nuevos modelos de relación interpersonal --a todos los niveles, también en el campo económico, cultural, político-- promovidos por el Movimiento de los Focolares, basados en el diálogo, que se fundamenta en el mandamiento del amor.

«Es necesario construir la unidad del mundo sobre este fundamento espiritual si no queremos perecer», afirmó el profesor Blaho.

En su conferencia magistral, Chiara Lubich profundizó en las raíces de este diálogo, que se hunden en la misma vida de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Esa relación de amor que de Él surge, explicó, es la fuerza capaz de transformar la vida en la familia, en los diferentes ámbitos de la sociedad, en la vida de la Iglesia, en el campo ecuménico e interreligioso.

El Movimiento de los Focolares fue fundado en 1943 por Chiara Lubich --quien aún lo preside--. Está difundido en 182 naciones y cuenta con más de 140.000 miembros y más de dos millones de colaboradores y simpatizantes.

Más información en http://www.focolare.org.