Chile: investigación canónica del obispo de Iquique

Comunicados de la Diócesis de Iquique y de la Nunciatura

| 1753 hits

SANTIAGO, miércoles 3 octubre 2012 (ZENIT.org).- En relación a la investigación en curso de que está siendo objeto el obispo de Iquique Antonio Órdenes Fernández, por una denuncia formulada en su contra, tanto la Diócesis de Iquique como la Nunciatura Apostólica han emitido sendos comunicados hechos públicos por la Conferencia Episcopal y que reproducimos aquí.

*****

Comunicado de la Diócesis de Iquique

El Departamento de Comunicaciones del Obispado de Iquique (al norte de Chile) ante las noticias aparecidas en los medios de comunicación social, declara:

- Que efectivamente, monseñor Marco Antonio Órdenes Fernández, Obispo de Iquique, está siendo investigado canónicamente por una denuncia formulada en su contra. 

- Que efectivamente, como se ha dicho, monseñor Órdenes Fernández, padece de una antigua afección al hígado, lo que terminó transformándose en una descompensación enzimática y en un agudo estrés.

- Declara además, que en estos días viajó al Perú, a cumplir el reposo que se le había prescrito, desde donde regresará al país para continuar con su proceso de recuperación.

- Vivimos con mucho dolor la noticia recibida y lamentamos esta prueba por la que está pasando la Iglesia de Iquique.

- El Departamento de Comunicaciones del Obispado de Iquique invita a la comunidad a intensificar su oración, a fortalecer los vínculos de unidad y a pedir al Señor el pronto esclarecimiento de estos hechos.

El Portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, dio a conocer el comunicado de prensa emitido por la Nunciatura Apostólica en el país.

Comunicado de la Nunciatura

La Nunciatura Apostólica en Chile informa que se está desarrollando desde abril de este año una investigación en relación a monseñor Marco Órdenes, Obispo de Iquique. Por el hecho de que la persona denunciada es un Obispo, el procedimiento es llevado a cabo por la Santa Sede.

Desde el inicio de este caso, la Nunciatura ha procurado ofrecer apoyo psicológico y acompañamiento para las personas afectadas y ha estado en contacto con Monseñor Órdenes, quien se encuentra con permiso médico.

Ante esta nueva dolorosa situación, la Nunciatura invita a orar al Señor para que ayude a todos a proceder con justicia y caridad.