Chile: la Iglesia lanza su Campaña de Cuaresma de Fraternidad 2012

Orientada a apoyar a los jóvenes en situación de vulnerabilidad

| 1493 hits

SANTIAGO DE CHILE, jueves 23 febrero 2012 (ZENIT.org).- La Iglesia católica en Chile presentó su campaña Cuaresma de Fraternidad 2012, orientada a apoyar a jóvenes en situación de vulnerabilidad. La campaña se extiende entre el 22 de febrero y el 1 de abril y este año se inspira en el lema “40 días para cambiar historias de jóvenes que lo necesitan”.

Este 22 de febrero, cuando comienza el tiempo litúrgico de Cuaresma en el Miércoles de Ceniza, se inicia también en todo Chile la campaña Cuaresma de Fraternidad 2012. La iniciativa fue presentada en rueda de prensa, este martes 21 de febrero, por monseñor Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, junto al secretario ejecutivo de la campaña, Damián Cantón, y jóvenes estudiantes de educación superior pertenecientes al Programa Becas de Apoyo y Formación que ofrece Fundación Puente, uno de los proyectos favorecidos por esta iniciativa.

Monseñor Ezzati recordó que el tiempo de Cuaresma es una oportunidad propicia para preparar el espíritu hacia el gran Misterio que celebraremos en Semana Santa, la Pascua de Resurrección. “Por eso la Iglesia nos invita a vivir profundamente este período de reflexión, oración y conversión, desde un modo de vida austero y sencillo, y cultivando una especial solidaridad hacia las personas que sufren y tienen mayores necesidades”. Agregó el pastor que no se trata sólo de dar lo que sobre, sino de practicar una “cultura del don”, para compartir los propios bienes con los más marginados, para crecer juntos con menos desigualdad.

El presidente de la Conferencia Episcopal destacó que los obispos chilenos han querido mantener como una preocupación prioritaria en la pastoral y acción social de la Iglesia a los jóvenes y las jóvenes vulnerados en sus derechos y en sus posibilidades de acceder a mejores condiciones de vida.

Al respecto, Damián Cantón señaló que la demanda de los estudiantes ha puesto en evidencia que son los segmentos juveniles los que sufren de manera más aguda las situaciones de pobreza y desigualdad existentes en el país. “No podemos resignarnos a la sola constatación de esta grave deuda social. Por eso como Iglesia queremos seguir contribuyendo, con la generosidad de todos los creyentes, a cambiar la historia de vida de tantos jóvenes postergados. Hemos visto los frutos esperanzadores que producen esos proyectos, y eso nos alienta a reavivar nuestro empeño en esta Cuaresma de Fraternidad”.

El aporte generoso de los fieles en la Campaña ha hecho posible que estos jóvenes hayan podido cambiar sus historias. “Tenemos 40 días para ayudar a cambiar otras tantas historias haciendo nuestro aporte, a través de las alcancías y sobres disponibles en parroquias, capillas y colegios. También hay una cuenta corriente dispuesta para ello”, destacó el secretario ejecutivo de la campaña.

La campaña Cuaresma de Fraternidad 2012 pretende recaudar mil millones de pesos este año para seguir apoyando los proyectos a lo largo del país.

El 30% de lo recaudado se destina para proyectos sociales y desde 2000 la Campaña ha financiado 421 proyectos sociales. Cantón explicó que en la actualidad un total de 82 proyectos se están ejecutando a nivel nacional, lo que permite trabajar conjuntamente con 2.300 jóvenes.

Entre los proyectos que han recibido aportes de la campaña de Cuaresma de Fraternidad se encuentra la Fundación Puente, organización privada sin fines de lucro, fundada en 1996 por el sacerdote diocesano Andrés Moro Vargas, que acoge, apoya y forma a jóvenes estudiantes en situación de vulnerabilidad social en Santiago para que puedan convertirse en profesionales íntegros.

El programa beneficia a más de 170 jóvenes de entre 18 y 30 años, que estudian una carrera universitaria y/o técnica en la Región Metropolitana.
La directora del organismo, Carolina Farfán, señaló que el apoyo de la campaña de Cuaresma de Fraternidad les ha servido “para entregar un mejor acompañamiento y formación a los jóvenes que participan del programa”.

Damián Cantón explicó que para facilitar la colaboración de las familias católicas con esta campaña, se han distribuido a todas las parroquias y capillas de todo el país pequeñas alcancías para que depositen sus ahorros fruto de privaciones en este tiempo de cuaresma. También se han distribuido sobres y alcancías más grandes para colegios, empresas e instituciones.

Para más información, en la web: www.cuaresmadefraternidad.cl.