China: CHDR denuncia que disidentes terminan en hospitales psiquiátricos

El Chinese Human Rights Defendre señala una serie de casos registrados en el último perí­odo

Roma, (Zenit.org) Redacción | 579 hits

Las autoridades chinas continúan en el uso de la práctica de la internación en los hospitales psiquiátricos, como medida punitiva en relación de activistas y portadores de peticiones que luchan por el respeto de los derechos de los ciudadanos y la legalidad. El Chinese Human Rights Defendre (Chrd) denuncia una serie de casos, registrados en el último período, de detenciones forzadas y de abusos cometidos en el interior de sus estructuras. Lo indicó ayer Asía News en su web reportando las declaraciones de Chrd.

Todo, en violación de la norma puesta en vigor en mayo 2013, según la cual corresponde a los médicos especializados- no a las autoridades- establecer si una persona sufre disturbios y en su caso disponer el tratamiento sanitario. Para alimentar el fenómeno, una disposición del ministerio chino de  Salud del 6 de julio 2012, obliga a cada administración local "internar" un cierto número (0,2%) de ciudadanos "con graves problemas mentales". Para alcanzar tal objetivo, las autoridades locales terminan castigando activistas "culpables de disturbar el orden público" o de "crear confusión".

Entre los casos conocidos, el Chrd denuncia la reclusión forzada de fan Miaozhen, encerrada por tercera vez en un hospital psiquiátrico del condado de Chongming (provincia de Shanghai) por disposición de las autoridades. La internación dispuesta por el líder local- sin la aprobación médica- ocurrió el 17 de octubre pasado, como retorsión por el continuo activismo de la mujer china de 71 años. La mujer fue liberada dos días después, pero durante su detención fue obligada a ingerir píldoras y psicofármacos.

Ya en diciembre de 2010 Fan fue recluida por 56 días, durante los cuales sufrió torturas físicas y psicológicas, además de que le hicieron varios electroshock por negarse a ingerir píldoras. Fan Miaozhen es conocida por haber defendido a los ciudadanos, en la controversia que se referían a los derechos sobre las tierras.

Igualmente grave es la situación de Xing Shiku, de la provincia de Heilongjiang, detenido en los últimos 6 años en un hospital psiquiátrico de la ciudad de Harbin. La internación es de los primeros meses de 2007, como respuesta por haber denunciado corrupción y abusos soportados: atado con cadenas, electroshock realizados por personal médico, remedios suministrados sin motivos válidos. De hecho, los mismos médicos han establecido que él no sufría ninguna disturbo mental.

En la provincia de Laooning la policía envió  al activista Zhang Haiyan a una unidad psiquiátrica del hospital de Fengcheng, luego de haberlo mantenido por 42 días arrestado. Internado el 11 de octubre, él logró salir luego de unos veinte días (habiendo ingerido cantidad de remedios) firmando una carta en la cual prometía que no haría críticas en el web y de cumplir un número "ab norme" de peticiones. Así los casos de Wang Shuying y Gu Xianghong, ambos recluidos por un cierto tiempo en repartos psiquiátricos, sin ninguna disposición médica.