China: El gran seminario de Shanxi a punto de cerrar

El gobierno quiere controlar de cerca a los estudiantes ''oficiales''

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1739 hits

El pasado 7 de enero, monseñor John Huo Cheng, obispo "oficial" de la diócesis de Fenyang, anunció que el gran seminario de Shanxi, en dificultades recurrentes desde hace dos años, cerraba sus puertas. El cierre del seminario fué ordenado por los obispos de la provincia, pero, según fuentes eclesiásticas locales, parece que las autoridades gubernamentales no les hubieran dejado otra salida a los responsables de la Iglesia en Shanxi.

Según estas mismas fuentes eclesiásticas --informa la agencia Eglises d'Asie--, la decisión de cerrar el seminario fue tomada el 6 de enero, en una reunión convocada por la oficina de Asuntos Religiosos de la provincia de Shanxi. Los funcionarios de la oficina y los del Frente Unido, el órgano que supervisa los organismos directamente relacionados con el Partido Comunista, exigieron a los obispos del Shanxi la reintegración del padre Anthony Chang Tongxi al puesto de rector del seminario, de lo contrario se cerraría el seminario. Negándose a acceder a esta demanda, los obispos de las ocho diócesis de Shanxi que ejercían la tutela sobre el seminario prefirieron dimitir y cerrar el seminario "durante unos dos años". se nombrará un comité de gestión ad hoc para reemplazar el consejo de administración que dimitió.

Situado a las afueras de Taiyuan, capital de Shanxi, el gran seminario Montecorvino cuenta actualmente con 28 estudiantes. Según uno de estos seminaristas, citado por la agencia Ucanews, los once estudiantes que terminaban su último año de estudios en el seminario, se quedarán en el mismo lugar hasta junio próximo, mientras que los otros diecisiete se irán en los próximos días para regresar a sus respectivas diócesis antes de ser acogidos en otro gran seminario del país.

Uno de los miembros del consejo de administración del seminario considera que si la decisión de los obispos de cerrar el establecimiento no era lo ideal, parece ser que no había "otra solución posible". Otro miembro del consejo de administración añade que "la situación actual del seminario está lejos de ser satisfactoria: no había director espiritual; sólo dos sacerdotes vivían allí".

El origen de las dificultades del seminario Montecorvino se remonta a septiembre de 2010 cuando su antiguo rector, el padre Peter Wu Junwei, apreciado por todos, fue nombrado obispo de la diócesis de Xinjiang, Yuncheng. Para reemplazarlo, los obispos de Shanxi escogieron al padre Anthony Chang Tongxi, de 44 años, pero enseguida este no llenó las espectativas. Los obispos no conseguían conocer las cuentas del seminario, y el nuevo rector se mostraba demasiado próximo a las autoridades gubernamentales. En junio de 2011, monseñor Huo, en su calidad de presidente del consejo de administración del seminario, destituyó de sus funciones al padre Chang.

Historia del seminario

El gran seminario de Montecorvino fue fundado en los años 1930 por monseñor Agapitus Fiurentini, franciscano italiano, vicario apostólico del Norte de-Shanxi. El consagró el territorio a monseñor Giovanni da Montecorvino (Jean de Montcorvin) (1247-1328). Después de haber sido clausurado en 1938 por los disturbios de la región, el gran seminario, que depende de la diócesis de Taiyuan, reabrió sus puertas en 1985, antes de trasladarse en 2000 a los locales que ocupa actualmente en Xiazhuang, un barrio de la ciudad de Taiyuan.

Monseñor Giovanni de Montercorvino, franciscano originario del sur de Nápoles, fué el primer arzobispo de Pekín (entonces Khanbalik) en 1308, bajo la dinastía mongola de los Yuán, en el poder en China de 1276 a 1368. Llegado por invitación de Qubilai Khan, el nieto de Gengis Kan, construyó la primera iglesia católica en la capital china. En 1306, había bautizado a más de seis mil personas y construyó tres nuevas iglesias. A su muerte, se considera que China contaba con treinta mil católicos, casi en su totalidad mongoles. Cuando la dinastía Yuán fue depuesta por la Ming, en 1368, las misiones católicas desaparecieron.

Tira y afloja con el gobierno

En septiembre, la recuperación de los cursos del seminario se pospuso dos meses. Hay un pulso entre los obispos, que tienen la tutela del establecimiento, y las autoridades locales, que quieren devolver al padre Chang al puesto de rector. Los cursos finalmente prosiguen en ausencia del rector. De 70 estudiantes (Shanxi es una región donde la Iglesia católica está bien implantada), descendió a 50, mientras que los obispos del Shanxi renunciaron a enviar nuevos seminaristas a este seminario.

En la actualidad, después del anuncio del cierre de el 7 de enero, la oficina de los Asuntos Religiosos de Shanxi dio a conocer que "una misión de evaluación" del seminario, apoyándose particularmente en las calificaciones del cuerpo docente, en los estatutos financieros del establecimiento, el origen de los estudiantes o el estado de la biblioteca, trabajaría "a lo largo de los dos próximos años". Después de este lapso del tiempo, "si el seminario satisface las condiciones requeridas", será autorizado de nuevo a inscribir alumnos y reabrirá sus puertas.

Según los observadores, la puesta en marcha de tal "misión de evaluación" escondería en realidad una voluntad de cerrar definitivamente el seminario Montecorvino. La decisión de ponerles un ultimátum este 6 de enero a los obispos de Shanxi (la reintegración del padre Chang al puesto de rector o el cierre del seminario) habría sido tomada hace varios meses, pero su puesta en ejecución habría sido pospuesta hasta hoy a causa del contexto sensible creado por el XVIII Congreso del Partido Comunista (que se efectuó en noviembre de 2012).

Concentrar a los seminaristas ''oficiales'' en Pekín

En cuanto al fondo del asunto, el objetivo perseguido por las autoridades gubernamentales con el cierre de Montecorvino reúne una voluntad expresada a nivel nacional de concentrar al máximo la formación de los seminaristas "oficiales" en el gran seminario nacional de Pekín. Hace cuatro años, el gran seminario de Jinan así como el de Hohhot fueron clausurados. En Shanghai, desde la espectacular dimisión de monseñor Ma Daqin de su puesto de responsabilidad en el seno de la Asociación Patriótica de los católicos chinos, los cursos en el gran seminario de Sheshan fueron, como medida de represalia, "suspendidos" sine die. Hoy, es el turno del gran seminario Montecorvino de Taiyuan de ser cerrado sin garantía de reapertura.

Hoy solo quedan abiertos los grandes seminarios de Chengdu, de Xi' an, de Wuhan, de Shijiazhuang, de Jilin y de Shenyang, sin contar los dos grandes seminarios de Pekín (el gran seminario diocesano y el gran seminario nacional), el gran seminario nacional que es llamado a reagrupar el mayor número de seminaristas de la parte "oficial" de la Iglesia en China.

Traducido del original francés por Raquel Anillo