Cien mil esclavos en Sudán, denuncia una agencia humanitaria

Segunda incursión del Ejército para esclavizar mujeres y niños del sur

| 318 hits

ZURICH, 21 enero (ZENIT.org).- Un comunicado, hecho público por la organización no gubernamental «Christian Solidarity International» (CSI) afirma que tropas pertenecientes al Ejército de Sudán han reducido a la esclavitud a 103 mujeres y niños del sur.



El CSI, protestante, con sede en Zurich (Suiza), indica que el pasado 12 de enero la fuerzas gubernamentales realizaron diversas incursiones en las aldeas de Chelkou y Mabior, en la zona occidental de Aweil.

Según indicó al CSI un comisionado civil de la zona, Simon Wol, las investigaciones preliminares indicaban que 15 civiles habían sido asesinados, tres heridos y decenas de miles habían sido desplazados, mientras que tres mil cabezas de ganado fueron robadas.

En Chelkou, las tropas gubernamentales quemaron propiedades pertenecientes al Comité Internacional de Cruz Roja (ICRC). El personal de la Cruz Roja y de otras organizaciones no gubernamentales que trabajan en el área fueron evacuados antes del ataque del Ejército del Gobierno de Jartum

Las incursiones fueron llevadas a cabo por Las Fuerzas de Defensa Popular (PDF), una fuerza paramilitar armada por el Ejército para combatir en el sur donde se desarrolla una guerra civil que dura décadas.

Una unidad del PDF atacó la zona mientras que el Gobierno de Jartum anunció el 15 de enero, según informó la agencia Reuters, que el Ejército había mantenido combates con la guerrilla del SPLA (Ejército Popular de Liberación del Sudán Meridional). Las fechas coinciden con las incursiones realizadas que se saldaron con el secuestro de las 103 personas.

El PDF en sus incursiones suele llevarse a las mujeres y jóvenes, a las que ejecuta por el camino si no siguen la marcha forzada hacia el Norte del país. Allí las esclavas son distribuidas a sus amos y habitualmente sometidas a palizas, abusos sexuales y obligadas a trabajar sin remuneración, y forzadas a convertirse al Islam, según los últimos informes de Naciones Unidas sobre Sudán.

Los líderes civiles de las comunidades afectadas por los secuestros estiman que unas cien mil personas del sur permanecen todavía reducidas a la esclavitud --reconocida como crimen contra la humanidad-- en el Norte.

El ataque a Chelkou y Mabior es el segundo que realiza este año el Gobierno de Jartum. El primero tuvo lugar el pasado 3 de enero cuando el PDF secuestró a 122 mujeres y niños en cinco aldeas de la zona de Aweil.

Los líderes de las comunidades que viven en la zona de Aweil temen que el Ejército lance una gran ofensiva sobre el sur a finales de la actual estación seca que acaba en mayo o junio, cuando la población civil esté debilitada por el hambre.

Según declaró en diciembre pasado un portavoz de la oficina de Naciones Unidas en Jartum que se ocupa de la coordinación de la ayuda humanitaria, se teme una «hambruna» en abril, cuando los depósitos de alimentos locales estén vacíos. 400.000 personas, dijo el portavoz, se verán severamente afectadas por la sequía. Las fuerzas gubernamentales obstaculizan habitualmente las actividades humanitarias en el sur.

El CSI estima que hay más de cien mil personas en Sudán sometidas a esclavitud o prácticas similares en las áreas controladas por el Gobierno.