Ciento sesenta rabinos en el Vaticano para dar las gracias a Juan Pablo II

Por su apoyo al pueblo judío, especialmente al denunciar el antisemitismo

| 841 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 17 enero 2005 (ZENIT.org).- Unos ciento sesenta rabinos y cantores judíos provenientes de Israel, Estados Unidos, y Europa serán recibidos este martes en audiencia por Juan Pablo II en el Vaticano.



El encuentro ha sido solicitado para celebrar el cuadragésimo aniversario de la declaración del Concilio Vaticano II Nostra Aetate (28 de octubre de 1965), que su puso un giro decisivo en la relación entre judíos y católicos.

Según un comunicado difundido por la fundación que ha pedido el encuentro, la «Pave the Way Foundation», los representantes judíos darán gracias a Juan Pablo II por lo que ha hecho a favor de la reconciliación entre judíos y católicos. En este sentido, los rabinos pretenden recitar una oración especial en honor del Papa.

Gary Krupp, presidente y fundador de la «Pave the Way Foundation», ha subrayado que «su Santidad Juan Pablo II tiene una larga historia de apoyo al pueblo judío, sobre todo a la hora de denunciar el antisemitismo y la discriminación de todo grupo étnico».

En 1987, por ejemplo, el Papa invitó a todos los cristianos a promover junto a la comunidad judía programas educativos comunes para enseñar a las futuras generaciones esos valores que permitan el que se repita un horror como el del Holocausto.

Krupp confirmó que el Santo Padre ha luchado contra el odio racial y a favor de la paz durante décadas y por este motivo «le doy humildemente las gracias».

Por su parte, el rabino Jack Bemporad, director del Centro para el Entendimiento Interreligioso (CIU, por sus siglas en inglés) ha explicado que «es la primera vez en la historia que los rabinos, en testimonio de todas las ramas del judaísmo, se encuentran juntos en Roma para dar las gracias al pontífice Juan Pablo II y a la Iglesia, por lo que han hecho para construir puentes y respeto recíproco entre judíos y católicos».

Bemporad considera que «en la historia del mundo, los últimos cuarenta años serán vistos como los más revolucionarios y significativos en términos de progresos en las relaciones judeocristianas».

El director del CIU recuerda que Juan Pablo II ha sido el primer Papa que ha visitado la Sinagoga de Roma, el 13 de abril de 1986; con el que se ha publicado el documento «Nosotros recordamos: una reflexión sobre la "Shoah"» (16 de marzo de 1998); quien ha establecido relaciones diplomáticas con Israel, y quien ha pedido perdón por los actos de antijudaísmo cometidos por los católicos en la historia.

«Creo que Juan Pablo II tiene que ser considerado como el gran sanador de las relaciones entre judíos y católicos», añadió Bemporad. «Al llegar al Vaticano de todo el mundo, nosotros, los rabinos, decimos: "¡gracias!"».

Forman parte del grupo que se entrevistará con el Papa, entre otros, Oded Ben-Hur, embajador israelí ante la Santa Sede; Amire Ofek, cónsul israelí para los Medios en Nueva York; el rabino Adam Mintz, presidente del Colegio de Rabinos de Nueva York; el rabino Shmuel Rene Sirot, ex rabino jefe en Europa y Francia; David Lincoln, rabino jefe de la Sinagoga de Park Avenue en Nueva York; el rabino Shlomo Riskin, rabino jefe de Efrat, Jerusalén; el rabino Joseph Arbib de la Gran Sinagoga de Roma y Gadi Golan, ex director de Asuntos Religiosos del Ministerio de Exteriores israelí.

De la delegación forman parte también doce cantores que, este lunes, han ofrecido un concierto abierto al público en la Sinagoga Mayor de Roma, con la participación de representantes de la Santa Sede.