«Civiltà Cattolica»: La Iglesia no condena el feminismo en su conjunto

Critica más bien la ideología del género que destruye la familia

| 552 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 26 septiembre 2004 (ZENIT.org).- La Iglesia católica no condena el feminismo en su conjunto, critica a aquellas corrientes que han adoptado la ideología del género para descalificar el papel fundamental de la familia; aclara una revista cuyos borradores son revisados por la Santa Sede.



«La Iglesia no condena el feminismo en su conjunto, pues reconoce que, a pesar de sus errores y exageraciones, ha hecho reconocer la dignidad de la mujer y su igualdad con el hombre», afirma el editorial de esta quincena de “La Civitlà Cattolica”, revista romana de la Compañía de Jesús.

El artículo ofrece su propio comentario a la «Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la colaboración del hombre y la mujer en la Iglesia y en el mundo», publicada el 31 de julio por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Esta igualdad del hombre y la mujer, «en la diversidad sexual y psicológica» debe hacer superar «discriminaciones injustas», insiste la revista.

Al mismo tiempo, considera que la ideología de género «es particularmente peligrosa porque pone en tela de juicio a la familia».

La «ideología de género» tiene por objetivo superar el supuesto «determinismo biológico», que impondría la orientación sexual haciendo del «género» una simple opción personal y atribuyendo a cualquier tipo de convivencia el estatus de familia, como por ejemplo el matrimonio homosexual.

«Hoy la familia es atacada por todas las partes. Esto explica por qué la Iglesia interviene con tanta frecuencia en su defensa», subraya.

Lo que hoy critica, la Iglesia, aclara, «es que en la ideología del género se cuestiona la familia, insidiada tanto por las uniones de hecho como por la difusión de las prácticas homosexuales».

Las diez páginas del artículo ofrecen la visión de la Iglesia sobre el movimiento feminista, valorando aquellos aspectos que pueden considerarse como logros históricos.

«Hay que subrayar con fuerza el que en la Iglesia de la segunda mitad del siglo XX no sólo se han corregido muchos errores del pasado sobre la naturaleza femenina, las tareas de la mujer y su subordinación al hombre, sino que además la cuestión femenina ha sido profundamente replanteada», señala la revista.

Después de reseñar el magisterio de distintos Papas sobre la mujer, el artículo dice que «Juan Pablo II ha dotado a la Iglesia de la más plena valoración de la mujer», subrayando su «dignidad de ser humano al igual que el hombre».