Colombia: la Iglesia comprometida con los desplazados

Testimonio de un refugiado yugoslavo en Colombia, con motivo de la Jornada Mundial de Refugiado

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 628 hits

“La Iglesia me ha ayudado a encontrar una tierra, mi tierra ahora está aquí en Colombia”; es el testimonio de Miodrag Jirsa, que llegó de Yugoslavia al país latinoamericano como refugiado de guerra, y que gracias a la labor silenciosa de la Iglesia y de los grupos pastorales comprometidos con los refugiados, ha encontrado su segunda casa en Colombia.

La nota enviada a la Agencia Fides desde la Conferencia Episcopal de Colombia, con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se celebró este 20 de junio, pone de relieve el compromiso de la Pastoral Social - Caritas Colombia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha organizado en Bogotá una serie de actividades de sensibilización sobre el tema. La más famosa es la exposición que se ha montado en la plaza principal de la capital, con fotos gigantes que representan escenas de la gente común que vive como refugiados en Colombia.

El informe anual del ACNUR señala que más de 50 millones de personas en todo el mundo se ven obligados a abandonar sus hogares y tierras para huir y buscar refugio. Colombia es un caso especial, porque se trata de “desplazados internos”: 5,5 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus casas para proteger sus vidas y las de sus familias.

En los lugares a los que llegan más tarde tienen que hacer frente a enormes desafíos para poder vivir con dignidad y de forma segura.