Colombia: La Iglesia insta a recuperar los derechos de los desplazados

Congreso sobre “Inclusión social con enfoque psicosocial”

| 2065 hits

BOGOTÁ, lunes, 14 septiembre 2009 (ZENIT.org).- La Iglesia católica en Colombia destacó nuevamente la necesidad de recuperar los derechos plenos de las personas desplazadas. La declaración fue hecha en Bogotá, en el marco de la inauguración del Congreso Nacional "Inclusión social con enfoque psicosocial".


 
Este evento, informa la Conferencia Episcopal de Colombia, tuvo lugar los días 11 y 12 de septiembre, en el marco de la Semana por la Paz que organiza cada año el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS/Cáritas Colombiana).
 
El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), monseñor Rubén Salazar Gómez, resaltó la importancia de la "cooperación estrecha" entre instituciones como el SNPS/Cáritas Colombiana y el Ministerio de Protección Social, en la ejecución de una propuesta para hacer frente a un problema tan serio como el de la población desplazada.
 
"En Colombia desafortunadamente ha ido creciendo un grupo de personas excluidas del acceso a los derechos y la posibilidad de cumplir sus deberes. Por ello es necesario encontrar caminos para que esas personas dejen de ser víctimas y vuelvan a ser ciudadanos de primer rango", precisó monseñor Salazar.
 
Atender a los desplazados "tiene gran importancia, no es simplemente devolverles tierras y posesiones, se requiere la recuperación psicosocial de las víctimas para que recuperen su capacidad de ser auténticos ciudadanos. Hay que hacer una reintegración completa de las personas a la vida social", explicó el prelado a los participantes, en la apertura de este Congreso.
 
El presidente de la CEC agradeció "el trabajo excelente de cooperación" entre el SNPS/Cáritas Colombiana y el Ministerio de Protección Social, confiando en que el evento sea "un paso adelante" en la propuesta de trabajo que se lleva a cabo desde hace dos años.
 
Por su parte, el director del SNPS/Cáritas Colombiana, monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, destacó la importancia de la atención psicosocial para ayudar a los desplazados a recomponer su proyecto de vida.
 
Precisó que se debe buscar que cada persona cumpla los mínimos consagrados por la Constitución Política. "Este es un paso muy importante en el camino de avanzar hacia una construcción conjunta e integral", que permita superar la situación de desarraigo y pérdida de bienes que enfrentan las personas desplazadas.
 
A su vez, la doctora Clara López Obregón, secretaria de Gobierno de Bogotá, aseguró que esta iniciativa de trabajo es "de la mayor importancia" debido a la complejidad de atender a las víctimas del desplazamiento, que en su mayoría han padecido otras violencias anteriores.
 
La funcionaria recordó a los participantes "la enorme responsabilidad de solidaridad" que requiere atender el problema del desplazamiento forzado y confió en que se pueda suscribir más adelante un convenio similar con el Distrito de Bogotá.
 
En el Congreso Nacional "Inclusión social con enfoque psicosocial", participan obispos de diferentes jurisdicciones, directores de Pastoral Social, sacerdotes, profesionales, agentes de pastoral y demás personas vinculadas al tema del desplazamiento forzado y víctimas del conflicto armado en Colombia.
 
El objetivo central del Congreso es "propiciar un espacio de encuentro, análisis y reflexión como una estrategia de incidencia que promueva propuestas y lineamientos de políticas públicas de intervención psicosocial, que posibilite la construcción de nuevas realidades sociales en convivencia y paz con las víctimas de la violencia sociopolítica en Colombia".
 
El SNPS/Cáritas Colombiana, organismo de servicio de la Conferencia Episcopal de Colombia, viene adelantando con el Ministerio de la Protección Social, el Programa de Inclusión Social con Enfoque Psicosocial (ISEP).
 
Este programa se lleva a cabo en treinta entidades territoriales de Colombia y busca "fortalecer la inclusión social de la población beneficiaria atendida, desde una perspectiva psicosocial (con enfoque de derechos y diferencial), promoviendo en ellos la consolidación de sus comunidades, el incremento de sus capacidades y su estabilización socioeconómica; a partir de procesos articulados de desarrollo y gestión social".