¡Colombia no quiere más guerra, solo quiere y espera la paz!

La Iglesia de Colombia pide que los acuerdos de paz de la Habana sean refrendados de manera participativa, incluyente y democrática

Roma, (Zenit.org) Redacción | 587 hits

Con este titular los participantes del VI Congreso Nacional de Reconciliación, convocado por la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través del Secretariado Nacional de Pastoral social, emitieron un comunicado en el que hacen un llamado urgente a la mesa negociadora de La Habana, para que avancen de manera decidida y concreta en las negociaciones y se lleguen a acuerdos que lleve al fin del conflicto.

"Avanzar en forma decidida y concretar las decisiones para poner fin al conflicto armado, para que lleguen a acuerdos que realmente pongan fin al conflicto armado. El pueblo colombiano clama por el fin de la violencia armada y por la solución a la crisis humanitaria que sufre el país".

En su mensaje publicado en la Web de la CEC, los obispos hacen una invitación al Estado para que promueva la transformación de las prácticas políticas del país, permitiendo cambios estructurales, superando la inequidad y dando una mayor participación de la sociedad.

Al respecto de los diálogos en La Habana invitan al Gobierno a garantizar que los acuerdos que se adelanten en La Habana sean realmente participativos, incluyentes y democráticos.

"Se debe garantizar que el proceso de refrendación de los acuerdos de La Habana sea realmente participativo, incluyente y democrático".

El comunicado hace además, un llamado a los actores armados para que respeten la vida, la libertad e integridad de las personas.

El VI Congreso Nacional de Reconciliación cuyo lema fue: "conversaciones para la construcción de paz", se realizó en Bogotá del 30 de septiembre al 02 de octubre. Contó con la participación de todas las regiones de Colombia, Obispos, sacerdotes, religiosas y alrededor de 600 líderes y lideresas, quienes se reunieron para profundizar en la reflexión sobre los desafíos para alcanzar la reconciliación y la paz en el país.

El evento fue clausurado por monseñor Nel Beltrán Santamaría, obispo de Sincelejo y Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, quien dio lectura del comunicado de prensa.