Colombia: obispos temen dificultades en diálogos de paz con las FARC

Guerrilla quiere incluir temas no previstos. Iglesia reitera su compromiso en buscar poner fin al conflicto

Bogotá, (Zenit.org) Redacción | 667 hits

Comenzó en Bogotá la 95 Asamblea Plenaria del Episcopado, que congrega a 86 obispos católicos de Colombia, la cual dura cinco días y concluye este viernes 12, con unos temas bien definidos: la iniciación cristiana en la Fe, la realidad del país y los diálogos de paz.

El cardenal Rubén Salazar Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), dio incio a la Asamblea Plenaria, acompañado por el nuncio Apostólico, Ettore Balestrero; el vicepresidente de la CEC, Mons. Fabio Suescún Mutis; y el secretario del Episcopado, Mons. Daniel Falla Robles.

El cardenal Salazar reiteró que la Iglesia acompaña las conversaciones de paz que llevan a cabo en La Habana los delegados del Gobierno Nacional y de la guerrilla de la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Este diálogo "precedido de algunas leyes que ponen las bases para un cambio social profundo -como la ley de reparación de víctimas, la de restitución de las tierras, la de la redistribución de las regalías- permite entrever posibilidades nuevas de convivencia pacífica que podría abrir las puertas de una paz verdadera, que ha sido tan esquiva para nuestra Patria" dijo.

Como presidente del Episcopado, reafirmó el compromiso de la Iglesia "con todo aquello que pone fin al conflicto, a la guerra, a la injusticia, y propicia el diálogo, la concertación, la conciliación y la reconciliación, el perdón, la construcción de una sociedad justa, fraterna, solidaria y en paz; todo aquello que defiende y promueve la vida, una vida digna, una vida llena de sentido y de fecundidad".

Sin embargo, el Cardenal expresó su preocupación por la posibilidad de que las FARC quieran tratar de negociar aspectos que no estuvieron incluidos en el acuerdo inicial con el Gobierno, como el tipo de Estado, de economía, de relaciones internacionales que debe tener Colombia.

"Eso no fue lo acordado con el Gobierno cuando empezaron las negociaciones. Lo acordado fue llegar a un fin del conflicto armado, para luego en el juego democrático hacer esos debates y ver qué hay que corregir en la política nacional e internacional del país", afirmó Mons. Salazar Gómez en diálogo con los periodistas.

Al concluir el primer día de la plenaria del episcopado, elcomandante de las Fuerzas Armadas, General Navas, estuvo presente para compartir con los prelados el papel de las Fuerzas Armadas en la consecución de la paz.

"Al igual que ustedes señores obispos, los soldados colombianos tenemos un inmenso compromiso con el país. Estamos dispuestos a dar la vida para salvaguardar la tranquilidad y la paz de los ciudadanos" afirmó el General Navas, y alentó a tener fe en la búsqueda de caminos que permitan acabar con la guerra y lograr la paz. Y dejó entrever que tanto la vía puramente militar como la de negociación pura, no lograron el objetivo esperado y por eso hoy se está en la mesa de diálogo buscando los acuerdos por una tercera vía que media entre lo militar y la negociación.

La conferencia de obispos durará cinco días en los que los prelados de la Iglesia Católica también estudiarán otros temas, como el tema de las uniones del mismo sexo ante notarios y jueces del país y el aborto.

Los prelados celebrarán este jueves la canonización de santa Laura Montoya Upegui, 'Madre Lupita' con una veneración de las reliquias de esta recién proclamada Santa colombiana y la santa misa presidida por el cardenal Salazar.