Comenzó el segundo encuentro del papa con el Consejo de cardenales

Desde hoy y hasta el 5 de diciembre debatirán sobre la reforma de la Curia y aspectos importantes del gobierno de la Iglesia

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 785 hits

Esta mañana ha comenzado en el Vaticano la segunda tanda de reuniones del consejo de los ocho cardenales, instituido por el papa Francisco para ayudarle en el gobierno de la Iglesia católica y en la reforma de la estructura de la Curia romana, también conocido como el G8.

Desde hoy y hasta el jueves 5 de diciembre, los purpurados, alojados en Santa Marta, se reúnen en una sala cercana a la capilla. Esta mañana los ocho cardenales han concelebrado con el papa y también lo harán mañana y pasado. El horario previsto para las reuniones es de 9.00 a 12.30 de la mañana y de 16.00 19.00 por las tardes.

Esta mañana han comenzado por la Curia Romana, tema retomado del anterior encuentro. En estos días analizarán uno a uno los dicasterios y el primero elegido ha sido la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos, del cual es presidente el cardenal español Antonio Cañizares. El padre Federico Lombardi, ha explicado que no hay ninguna razón significativa por la que sea éste por el que han decidido comenzar.

Asimismo, el portavoz del Vaticano ha recordado que este es un trabajo que prevé profundizar en los contenidos. La intención no son retoques o cambios marginales sino una reforma de la constitución apostólica sobre la Curia, hasta el punto de hablar de la creación  de una nueva.

El papa estará presente en todas las reuniones excepto mañana por la mañana que se ausentará para la audiencia general del miércoles, mientras, el Consejo continuará los trabajos.

Por otro lado, el padre Lombardi ha indicado que está previsto que inviten en algún momento al nuevo secretario de Estado, monseñor Pietro Parolín, para poder saludarle y felicitarle por su nuevo encargo.

Las primeras reuniones del Consejo de cardenales se celebraron del 1 al 3 de octubre. Desde entonces, en el periodo entre estas dos sesiones, el trabajo ha continuado tanto de forma individual estudiando los documentos, como en un trabajo más colectivo, compartiendo y recogiendo opiniones. Lombardi también ha comentado que tanto el cardenal Oswald Gracias como el cardenal Reinhard Marx hablando del trabajo realizado en este tiempo, han hecho referencia a las reuniones de distintas conferencias episcopales tanto en Asia como en Europa, como uno de los momentos para  seguir recogiendo información y pareceres.

La próxima reunión se celebrará del 17 al 18 de febrero, como ya fue anunciado. El padre Federico Lombardi ha anunciado que no es probable que para entonces se hayan tomado decisiones importantes ya que la reforma de la curia requiere más tiempo. No podemos ver en febrero "un punto de llegada conclusivo", ha indicado el portavoz del Vaticano.  

Del mismo modo ha recordado que estos cardenales no pueden ser vistos como “delegados continentales”, sino como componentes del colegio episcopal y que cuentan con una rica experiencia pastoral ya que proceden de grandes diócesis.

Ya al finalizar la primera reunión del G8, el padre Federico Lombardi explicó que que “debemos esperarnos una nueva Pastor Bonus, no retoques de sus partes ni de adecuar pequeñas cosas”. Además, precisó que se tratará de “poner en relieve la naturaleza de servicio a la Iglesia universal y a las Iglesias locales, respetando la subsidariedad”. La Pastor Bonus es la constitución apostólica promulgada por el papa Juan Pablo II el 28 de junio de 1988. Es un texto legislativo que regula la composición y competencias de los distintos dicasterios y organismos de la curia romana.

Los ocho cardenales que componen en consejo son, el italiano Giuseppe Bertello, el chileno Francisco Javier Errazuriz Ossa, el indio Oswald Gracias, el alemán Reinhard Marx, il congoleño Laurent Monsengwo Pasinya, el estadounidense Sean Patrick O'Malley, el australiano George Pell, y el hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, que será el coordinador del grupo, asistidos por monseñor Marcello Semeraro, obispo de Albano.