Comics, música, cine…, la religión está presente

El cristianismo se implica en la batalla cultural

| 981 hits

NUEVA YORK, sábado, 2 julio 2005 (ZENIT.org).- Los sentimientos antirreligiosos abundan en la cultura contemporánea y los medios, pero ése no es todo el cuadro. Cada vez más, los cristianos están creando sus propias corrientes, y con notable éxito.



El 22 de junio, un reportaje de Reuters observaba que las ventas de libros religiosos están creciendo en Estados Unidos. El artículo citaba datos del Book Industry Study Group que mostraban que el total de ventas de libros en Estados Unidos subió un 2,8% en el 2004 hasta de los 28.600 millones de dólares. Y esto ha podido minimizar los logros, puesto que la Asociación Cristiana Evangélicas de Editores dice que las ventas de los libros de sus miembros suman 2.380 millones de dólares al año.

El crecimiento se ha dado tanto en no ficción como en ficción. En la primera categoría, los libros de autoayuda basados en la espiritualidad evangélica se están vendiendo bien. La ficción también es popular, según Joan Marlow Golan, editor ejecutivo de Steeple Hill, una colección de la editora de novelas Harlequin dedicada a la ficción de «base religiosa». Las directrices editoriales de la empresa excluyen el consumo de alcohol por los protagonistas cristianos, así como el baile, el juego, y la intimidad sexual.

Y el 21 de junio, el South Florida Sun-Sentinel informaba de un nuevo vídeo que presenta a Jesús. Titulado «The GodMan», la producción ha durado cuatro años y ha costado 6,2 millones de dólares. La compañía que está detrás del vídeo, la organización Book of Hope, se dedica a producir libros basados en la Biblia.

«Tenemos una meta simple: contar la historia de Jesús de la forma más relevante a los niños de esta generación», decía Rob Hoskins, director ejecutivo de la organización. El vídeo de 52 minutos ya ha sido traducido al español, y se planea traducirlo a muchas otras lenguas.

Comienza con el relato de la creación del Génesis, luego va directamente a contar la vida de Jesús, destacando los episodios principales, desde la natividad a la crucifixión y resurrección.

El Sun-Sentinel observaba que se lanzó otro vídeo cristiano en DVD el año pasado, «The Animated Passion Trilogy». El nacimiento del Islam también se cuenta de forma animada, en una versión que llegó a los cines el año pasado.

Comics
Los comics son también otra área donde está apareciendo la religión. Según un reportaje de Associated Press el 3 de junio, el número de comics cristianos ha crecido rápidamente en los últimos años. Se ha creado una cooperativa para artistas cristianos, Community Comics LLC, para ayudar a promover y a distribuir su trabajo.

Las cifras de ventas son difíciles de obtener. Pero Steve MacDonald, que se encarga de la página web www.christiancomicbooks.net, dijo a AP que el número de títulos se ha doblado el año pasado. Su página presenta una lista de comics cristianos y de novelas gráficas y donde conseguirlos.

«Los cristianos tienen las mejores historias que contar», afirmaba Sherwin Schwartzrock, un artista y diseñador gráfico de comics cristiano. «El mundo está lleno de gente herida, con consumo de drogas y con todo tipo de problemas que tenemos como seres humanos. Jesucristo es una respuesta».

Los comics van de adaptaciones de los relatos de la escritura, hasta la creación de superhéroes desde un punto de vista cristiano. Schwartzrock manifestaba que los chicos no quieren que se les predique, por lo que es importante entretenerlos, y hacerlo de una manera atractiva.

La música cristiana también ha tenido éxito, informaba el 11 de junio Reuters. A parte de la música popular de artistas cristianos, hay una tendencia a un interés creciente por los himnos. Los cantantes están tomando las líricas familiares de quienes asisten a la iglesia regularmente y las están adaptando a diferentes estilos musicales, desde el country al jazz y al gospel sureño.

Una artista, Amy Grant, hizo hace poco una grabación de himnos que logró el lugar número uno en la lista de álbumes cristianos más vendidos en mayo, llegando a vender hasta 54.000 copias. Una colección de himnos del 2002 cantados por Grant vendió 465.000 unidades.

Otro cantante, Bart Millard, declaró a Reuters que eligió hacer un álbum de himnos porque quería crear algo especial para su hijo pequeño. «La forma en que se presenta esta música, puede dar una oportunidad a que mi hijo pequeño guarde en la memoria los viejos himnos con los que yo crecí», afirmaba. Muchas iglesias han sustituido los himnos con la música de adoración contemporánea, explicaba Millard.

Entretanto, la cantante Ashley Cleveland observaba: «Hay una fijación mental de que representan la antigüedad, son viejas reliquias polvorientas que son irrelevantes, pero para mí nada puede ser más relevante. Hay mucha división en nuestra cultura e incluso dentro de la comunidad cristiana, pero cuando usted saca un himno que todo el mundo conoce, nos unimos todos».

Prensa

Desde Inglaterra, el Times de Londres informaba el 11 de abril de un nuevo tabloide, The Son, que ha tenido un buen comienzo. El periódico es producido por el reportero, Hugh Southon, que se convirtió al cristianismo hace ocho años. La edición inaugural vendió 40.000 copias, y la segunda, publicada en Pascua, 62.000.

«Queríamos producir un periódico sin compromisos, proactivo y provocativo que ponga a Jesús en el centro de la sociedad, pero queríamos que fuera divertido de leer y de relevancia con respecto a la cultura de culto de hoy en día», afirmaba Southon. El periódico es bimensual, con planes de convertirse en mensual el próximo año. Sus ventas se llevan a cabo principalmente a través de la red cristiana evangélica.

Incluso el mundo de las modelos de moda, no precisamente conocido por sus concepciones ascéticas, está sufriendo incursiones cristianas. Un reportaje del 17 de mayo en el periódico irlandés Independent describía las actividades de la organización Models for Christ, con sede en Nueva York.

La organización fue creada por un antiguo modelo de la agencia Ford, Jeff Calenberg, para dar guía espiritual a modelos. «Hay un montón de gente en nuestra industria que han pasado una tragedia debido a las presiones que sufren», explicaba.

El grupo se creó en 1984 y ha ganado fuerza en los últimos tiempos, con una listín de cerca de 500 personas. Se han establecido ramas locales en Los Angeles y Miami. Una de las funciones de la organización es apoyar a quienes se recuperan de crisis y adicciones. Pero también anima a sus miembros a dedicar tiempo a los pobres, y a servir de mentores a jóvenes modelos que comienzan en la industria.

Calenberg también anima a las modelos a que no acepten encargos que les sean incómodos por sus creencias religiosas. Y el grupo también opera con su propia red de fotógrafos y agentes que comparten sus mismas creencias.

Buen negocio

La sed del público de medios sanos resulta evidente en el éxito de las películas familiares (clasificadas como G en Estados Unidos). El 15 de marzo, Associated Press informaba de que el año pasado las películas clasificadas como PG (que requieren la vigilancia de los padres) generaron más ingresos en total que las clasificadas como R por primera vez en 20 años. Los datos fueron hechos públicos por la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Cine. La categoría más popular fue la de películas PG-13 (no idóneas para los niños con menos de 13 años), con entradas por un valor de 4.400 millones de dólares.


El 7 de junio, Associated Press informaba de que un estudio de la Dove Foundation, un grupo que anima la producción de películas familiares, constató que las películas G dan más beneficios que las R.

Según el estudio de las 200 películas con más amplia distribución de los principales estudios, de 1989 al 2003, la producción de películas G generó 11 veces más beneficios que las de clase R.

A pesar de todo, puede que las cámaras de Hollywood sigan olvidándose de los creyentes.