Comienza el capítulo general de las Salesianas

las Hijas de María Auxiliadora meditan sobre el amor preventivo de Dios

| 1590 hits

ROMA, jueves, 18 septiembre 2008 (ZENIT.org).- Este jueves se ha abierto oficialmente el XXII capítulo general de las Hijas de María Auxiliadora, (FMA) cuyo tema es: "Llamadas a ser, hoy, signo y expresión del amor preventivo de Dios".

En el acto de apertura, desarrollado en el teatro de la Casa General de las FMA, han participado el cardenal salesiano Raffaele Farina, bibliotecario y archivista de la Sacra Romana Iglesia, monseñor Gianfranco Gardin, arzobispo secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, sor Enrica Rosanna, salesiana, subsecretaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. También estaban presentes don Pascual Chávez, rector mayor de los Salesianos, acompañado por don Adriano Bregolin, su Vicario, y por algunos miembros del Consejo General de los Salesianos.

El icono de Pentecostés, realizado en una reproducción del mosaico de la capilla "Redemptoris Mater" del Vaticano, recodó a los participantes la perspectiva del Cenáculo, igual que los apóstoles junto a María acogieron el Espíritu, así las Hijas de María Auxiliadora, conducidas por María, reunidas en Asamblea Capitular.

Sor Piera Cavaglià, reguladora del Capítulo, introdujo la ceremonia. El cardenal Farina leyó el telegrama del Secretario de Estado, el también salesiano cardenal Tarcisio Bertone, enviado en nombre de Benedicto XI. Después de la intervención de monseñor Gardin y de don Pascual Chávez, siguieron los saludos de Olga Križovà, responsable mayor del Instituto Secular de las Voluntarias de don Bosco (VDB), de Rosario Maiorano, coordinador mundial de los Salesianos Cooperadores, de Carolina Fiorica, presidenta de la Confederación Mundial de las exalumnas/os de las HMA y de los jóvenes, leída por dos jóvenes romanos.

La madre Antonia Colombo, superiora general del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, después de haber saludado a los invitados y a las 191 Hermanas Capitulares, subrayó cómo la reciente Jornada Mundial de la Juventud de Sydney hizo resaltar en los jóvenes el deseo de puntos de referencia esenciales para la propia vida.

Los jóvenes, precisó la madre general, "deseosos de acoger propuestas fuertes según la verdad del Evangelio; disponibles a reconocer la importancia y la belleza de testimoniar un modo diferente de ser socialmente relevantes...abiertos a propuestas humanizantes que los ayuden a crecer como personas libres, capaces de amar y trabajar por el bien común, necesitan personas creíbles, con un lenguaje comprensible que se dirija a la inteligencia y al corazón de la persona, capaz de comprometerla en su totalidad, suscitando un dinamismo de conversión".

El Capítulo, final de un camino de reflexión y estudio, ayudará a las salesianas a afrontar los actuales desafíos educativos, definidos por Madre Colombo "de las inéditas oportunidades para nuestra misión", y a saber acoger en los "tiempos difíciles" el "kairós". Las Hijas de María Auxiliadora están llamadas a vivir y a testimoniar "la gran verdad revelada en Jesús: Dios es Amor y nos ama primero". "Nuestros Fundadores - ha precisado Madre Colombo - han experimentado la primacía del amor en la sencillez y esencialidad de vida, viviendo la espiritualidad del cotidiano como continuo tender al amor. La creatividad y la disponibilidad para la misión han tenido esta raíz mística". "La vida se genera con la vida y el amor se transmite cuando se ha hecho experiencia. La certeza de ser habitadas por el amor de Dios habilita a ser signo y expresión".

Punto de partida para las FMA, como ha sido indicado en el Congreso Internacioanl sobre la Vida Consagrada del 2004, es la confirmación de la estrecha interdependencia entre pasión por Cristo y pasión por la humanidad, unión que se debe buscar, tal como ha sido indicado por los Fundadores, en la predilección por los jóvenes más necesitados. María, "obra maestra del amor preventivo de Dios", es siempre el punto de referencia, Maestra y guía para el Instituto.

El Sistema Preventivo, definido como "sistema del amor", presentado así, vivo y actual, de manera que sea para los jóvenes testimonio creíble del amor de Dios.

Antes de declarar abierto oficialmente el XXII Capítulo General del Instituto de las FMA, Madre Antonia Colombo ha recordado que "el horizonte dentro del cual nos colocamos es aquel de la Iglesia conducida por el Espíritu Santo y enviada a llevar el evangelio a todos los pueblos. El amor preventivo es el mismo amor derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo (cf Rm 5,5), que se revela a nosotros como principio de comunión, fuente de transformación interior y coraje en la evangelización".

Durante el Capítulo, que concluirá el próximo 15 de noviembre, las hermanas serán llamadas a elegir la nueva Superiora General y su Consejo.

Las Hijas de María Auxiliadora, fundadas por San Juan Bosco y por Santa María Dominica Mazzarello en el 1872, son 14.115 y están presentes, con muchas obras educativas, sociales y de evangelización, en los cinco continentes (África-Madagascar: 472, América: 4.548; Asia: 2.286; Europa: 6.770; Oceanía: 39).