Cómo escribir una noticia errónea sobre el Papa

El sacerdote jesuita Antonio Spadaro analiza la polémica cobertura mediática del discurso del Santo Padre a los Superiores Generales

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1577 hits

El viernes 3 de enero Civiltà Cattolica publicó el texto de la conversación del papa Francisco con los Superiores General de las Órdenes y de las Congregaciones Religiosas que se celebró el 29 de noviembre de 2013. El texto fue publicado a las 15.00 aquí: http://www.laciviltacattolica.it/articoli_download/extra/SVEGLIATE_IL_MONDO.pdf

Al día siguiente el texto fue comentado y publicado en multitud de periódicos y agencias.

Este texto provocó algunos titulares e interpretaciones polémicas que dieron mucho de qué hablar en la opinión pública.

Al respecto de este suceso, Antonio Spadaro sj, director de la revista italiana La Civiltà Cattolica, ha escrito un artículo sobre cómo escribir una noticia errónea sobre el Papa.

En la tarde del sábado, explica Spadaro, hay dos notas de la agencia italiana ANSA que han creado una noticia errónea. ¿Cómo? Se pregunta el jesuita. Pues por un lado poniendo comillas parciales, que hicieron pensar que el Papa estuviera hablando solamente de situaciones de hijos de parejas homosexuales. Y en segundo lugar poner la palabra "abre".

 http://www.ansa.it/web/notizie/rubriche/politica/2014/01/04/Papa-coppie-gay-pongono-sfide-educative-nuove-_9850935.html

La noticia fue elaborada a partir de algunas frases del Papa que se encuentran en este texto:

http://antoniospadaro.tumblr.com/post/72364106127/ecco-le-parole-veramente-pronunciate-da-papa-francesco

El padre Spadaro se pregunta en su artículo quién sabe por qué esta noticia se dio más de 24 horas después de la divulgación del texto. Además otras publicaciones tomaron como referencia el artículo para publicarlo incluso en otras lenguas.

El juego de entrecomillados era funcional para una tesis, pero aún no llegaba a cambiar la letra de las palabras.

Pero la agencia France Press, continúa explicando, entrecomilla palabras que el Papa no dijo nunca. Probablemente esto ha sucedido porque tomó la nota de ANSA, pero cambiando de sitio las comillas, y así hizo decir al Papa:
"Du point de vue éducatif, les mariages homosexuels nous lancent des défis que nous avons parfois du mal à comprender" (Desde el punto de vista educativo, el matrimonio homosexual genera desafíos que a veces tenemos problemas para comprender).

 Estas palabras, aclara el padre Spadaro en su artículo, no están en la conversación del Papa Francisco.



En seguida, la nota fue retomada por otros que reproducen el error en francés y después en otros idiomas como el inglés.

Y así, a partir de este momento, las palabras “les mariages homosexuels” y “gay union” ahora son entrecomilladas y puestas en boca del Papa, que sin embargo nunca las usó.

Al día siguiente muchos periódicos escribieron titulares  como "El Papa se abre a las parejas gay” o similares. Ante la confusión, el Padre Federico Lombardi desmintió oficialmente esas palabras en la mañana del domingo. Sin embrago, explica padre Spadaro, "muchos tomaron sus palabras pero algunos las consideraron como una especie de “contraorden” (… ¡aunque no había habido tal ‘orden’!)".
 Otros dijeron que el “El Vaticano niega que el Papa esté abierto a reconocer las uniones civiles gay”. Y también los hubo que hablaron sobre “disparates mediáticos” en relación al papa Francisco.

El día  6 de enero, se publicó un artículo del padre Spadaro en el Corriere della Sera sobre las “verdaderas aperturas” del Papa Francisco:

Tras este repaso de la cobertura mediática de la noticia, el director de la Civiltà Cattolica se pregunta: "¿Por qué ANSA lanzó su noticia haciendo creer que el Papa había hablado de parejas homosexuales después de 24 horas de que el texto del Papa se hiciera público?" y "¿por qué France Press entrecomilló mal las palabras del Papa haciéndole decir cosas que no había dicho?"

La reflexión final del padre Spadaro es que "las modalidades comunicativas adoptadas por el papa Francisco son una riqueza que plantea un gran desafío y que, sobre todo, revela el secreto de los corazones. Su capacidad comunicativa se confronta con el gran reto de la comunicación abierta y social de hoy. Y no acaba por cerrarse en una "caja de cristal". Sí, se corren riesgos, como he ilustrado anteriormente, pero su comunicación llega al corazón de mucha, mucha gente. Creo que quien sueñe con una comunicación papal no pastoral, sino exclusivamente ligada a la fórmula documental que se interprete dentro de círculos cerrados, aunque sean amplios, quedará decepcionado. Por lo demás – lo sabemos – tampoco ésta sirve para evitar las ambigüedades y los malentendidos. 

Por lo tanto, la comunicación del Papa sale de los círculos hermenéuticos. Está claro que esto plantea desafíos que deben afrontarse con realismo, y que deben afrontarse. No se puede siempre y solo jugar a evitarlos porque este juego acabará por ser potencialmente aun más arriesgado, y podría generar textos tan rígidos que ya no serían realmente comunicativos", concluye.