Cómo mejorar nuestra predicación sagrada

Columna del padre Antonio Rivero LC

Brasilia, (Zenit.org) Antonio Rivero | 1729 hits

Hoy nos toca explicar el discurso o charla demostrativa. Ya vimos el discurso explicativo, el discurso persuasivo y el discurso emotivo.

PREDICACIÓN O CHARLA DEMOSTRATIVA

Toda charla o discurso demostrativo está dirigido especialmente a la razón. Recuerden que la charla o discurso explicativo estaba dirigido sobre todo a la mente que quería explicación clara. La charla persuasiva iba dirigida a la voluntad que reclamaba motivos fuertes. La charla emotiva a la sensibilidad para conmoverse. Éste, a la razón.

En todo discurso demostrativo queremos demostrar una verdad para que los oyentes se convenzan, desterrando sus prejuicios teóricos o prácticos. Aquí el predicador echa mano de argumentos y silogismos para que la razón del oyente derrumbe los muros de los prejuicios. Es importante este discurso porque existen prejuicios mentales y afectivos, detrás de los cuales se puede esconder una actitud de vida contraria a Dios y a su santa Ley. Por eso, muchos no quieren cambiar de vida. Ya decía san Agustín que algunos niegan a Dios porque les conviene que no exista para seguir haciendo lo que les da la gana.

Primero, demos las características de este discurso demostrativo:

Debo dar como siempre un solo tema, en forma razonada, desarrollado en dos o tres aspectos lógicos, estructurados y contundentes.

Debo demostrar todo con fuertes y sólidos argumentos científicos, filosóficos y teológicos que deshagan los prejuicios mentales o afectivos del oyente.

Debo pronunciarlo con grande fuerza argumentativa, agilidad, ironía. De ordinario son personas muy inteligentes las que en ese momento me están escuchando.

Debo dar ejemplos que prueben esa verdad que estoy demostrando.

Y al final, es siempre recomendable dar una cita de un Santo Padre sobre ese tema, pues citar un Santo Padre es como subirse en hombros de gigantes.

Segundo, demos ahora el esquema de todo discurso demostrativo:

Una introducción firme, fuerte, decidida, planteando el problema existencial, filosófico o teológico. Ayuda dar algunas estadísticas o poner un caso concreto.

Proposición clara, enunciando las pruebas que después demostraré con vigor, contundencia y convicción.

Desarrollo del tema con los silogismos científicos, filosóficos y teológicos, bien probados y con ejemplos.

Una conclusión clara y contundente. El oyente tiene que salir con la mente bien clara. Que acepte o no esa verdad que el predicador expuso, es otro cantar, pues el orador no puede obligar a nadie.

Tercero, les ofrezco el esquema de un posible discurso demostrativo.

Tema: Quiero demostrar la existencia de Dios.

Primero, Dios existe, amigo, y la ciencia nos da la razón (traer aquí argumentos científicos que prueban esto).

Segundo, Dios existe, y la filosofía corrobora esta afirmación (explicar las pruebas de la existencia de Dios de los grandes filósofos).

Tercero, Dios existe, así lo prueba también nuestro corazón hecho para Dios, como nos decía san Agustín al inicio de su libro “Confesiones”. Por tanto, Dios siempre existirá, lo creas o no lo creas, pues la existencia de Dios no depende de ti.

Las anteriores ediciones de la serie están en:

http://www.zenit.org/es/articles/como-mejorar-nuestra-predicacion-sagrada--7.

http://www.zenit.org/es/articles/como-mejorar-nuestra-predicacion-sagrada--6

http://www.zenit.org/es/articles/como-mejorar-nuestra-predicacion-sagrada--5;

[2013-03-22] http://www.zenit.org/article-44976?l=spanish 

[2013-03-20] http://www.zenit.org/article-44987?l=spanish

[2013-03-08] http://www.zenit.org/article-44634?l=spanish

[2013-03-02] http://www.zenit.org/article-44693?l=spanish

[2013-02-22] http://www.zenit.org/article-44305?l=spanish

[2013-02-15] http://www.zenit.org/article-44304?l=spanish

[2013-02-08] http://www.zenit.org/article-44303?l=spanish

[2013-01-25] http://www.zenit.org/article-44212?l=spanish