Comunicado sobre el papel de teólogos y obispos en la Iglesia en India

Reunión conjunta entre obispos, teólogos y Congregación para la Doctrina de la Fe

| 1852 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 24 de enero de 2011 (ZENIT.org).- Por su interés ofrecemos en español el texto del comunicado conjunto hecho público hoy por la Santa Sede, sobre el Coloquio mantenido en Bangalore (India) entre obispos y teólogos de este país, y representantes de la Congregación para la Doctrina de la Fe, para aclarar algunas cuestiones relacionadas con el papel de los teólogos en la Iglesia y de los obispos como maestros de la fe.

* * * * *

COOPERATORES VERITATIS - Buscando juntos la verdad

Desde el 16 al 22 de enero, se ha mantenido un coloquio en la St. John’s National Academy of Health Sciences en Bangalore, India, en la que una delegación de la Santa Sede se encontró con veintiocho miembros de la Conferencia Episcopal de la India y con veintiséis teólogos de diversas partes del país. La delegación de la Santa Sede estaba encabezada por Su Eminencia el cardenal William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, asistido por Su Excelencia el arzobispo Luis Ladaria, SI, secretario de la Congregación, por monseñor Charles Scicluna, promotor de Justicia, y tres oficiales. Los miembros del episcopado indio que participaron en el Coloquio representaban a las tres Iglesias con ritos sui iuris en la India, encabezados por Su Eminencia el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de la India. Además, Su Eminencia el cardenal Telesphore Toppo, arzobispo de Ranchi, de Rito Latino y presidente de la Conferencia Episcopal de los Obispos Católicos de la India (CCBI), Su Beatitud Moran Mor Baselios Cleemis, arzobispo mayor - Catholicos y presidente del Santo Sínodo Episcopal de la Iglesia católica siro-malankar, Su Excelencia monseñor George Punnakottil de la Iglesia siro-malabar, obispo de Kothamangalam y vice presidente de la CBCI, y Su Excelencia monseñor Joseph Kallarangatt, obispo de Palai y presidente de la Comisión Doctrinal de la CBCI estuvieron entre los participantes. Los teólogos que tomaron parte procedían también de las tres Iglesias sui iuris. El Coloquio fue fruto de la larga cooperación entre la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Conferencia de Obispos Católicos de la India, y fue preparada y organizada por Su Excelencia monseñor Thomas Dabre, obispo de Poona, que antes sirvió como presidente de la Comisión Doctirnal de la CBCI, con la asistencia experta del padre Dominic Veliath, S.D.B., secretario de la Comisión Doctirnal de la CBCI y también miembro de la Comisión Teológica Internacional. El nuncio apostólico en la India, Su Gracia el arzobispo Salvatore Pennacchio también tomó parte en los procedimientos.

Los coloquios anuales entre obispos y teólogos en la India comenzaron en 1996. En un encuentro posterior mantenido en Roma ese mismo año entre un número de obispos de la India y representantes de los diversos dicasterios de la Santa Sede, se expresó la esperanza de que, en algún momento en el futuro, la Congregación para la Doctrina de la Fe tomase parte en estos encuentros. El Coloquio en Bangalore ha sido la realización de esta esperanza, y fue entendido específicamente como un foro donde tratar algunos de los asuntos teológicos que afronta la Iglesia en India, en una atmósfera colaboradora de diálogo y discusión. Como es bien sabido, en la gran nación india hay más de un billón de seres humanos, de los que aproximadamente el 2,3% son cristianos. La Iglesia católica en India tiene sus orígenes en santo Tomás apóstol y recibió nuevos ímpetus con la actividad misionera de san Francisco Javier. Hoy, los católicos en India, aunque pocos en número, realizan una ampliamente apreciada contribución al bienestar del país, sobre todo a través de numerosas instituciones educativas, atención sanitaria, iniciativas de acción social y obras caritativas. Fue el carácter específico y único de la Iglesia católica en India la que proveyó el contexto para las exposiciones y discusiones durante el Coloquio de Bangalore.

En la primera parte del Coloquio, los teólogos plantearon cuestiones como la del papel específico del teólogo en la Iglesia, la metodología teológica en Oriente y Occidente, la inculturación, Jesucristo como el único salvador de todas las gentes, las relaciones entre la Iglesia de Cristo y las demás religiones, el concepto cristiano de la auténtica liberación humana, el papel de la comunidad de fe (el "sensus fidelium"), y lo distintivo de la oración y la espiritualidad cristianas. Cada exposición teológica fue seguida por un diálogo vivo y sostenido en el que todos los participantes – teólogos, obispos y representantes de la Santa Sede – ofrecieron libremente sus contribuciones para una comprensión más profunda de los asuntos tratados. Las discusiones trataron de tomar en cuenta la presencia católica en el particular contexto indio, enfatizando al mismo tiempo el don inestimable de la universalidad de la fe católica, que debe ser siempre comunicado en su integridad y autenticidad. Se hizo hincapié en la singular importancia del papel del teólogo en la Iglesia, así como en la necesidad, especialmente cuando se busca elaborar una teología contextualizada, de construir sobre un fundamento teológico sólido, siempre fiel a la autoridad magisterial de la Iglesia.

La segunda parte del Coloquio se organizó para los obispos y los representantes de la Santa Sede. Estos días se dedicaron a diversas cuestiones relativas al papel y la responsabilidad específicas de los obispos en la Iglesia, así como del obispo como maestro de la fe, el funcionamiento de las Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal, la formación de los futuros sacerdotes y miembros de las congregaciones religiosas, y la adjudicación correcta de los delitos canónicos más serios.

El Coloquio, que se prolongó durante la semana, fue una experiencia de trabajo intenso y de diálogo fructífero en el que se clarificaron muchas cuestiones y se propusieron iniciativas válidas. Se espera que los frutos del Coloquio, ya percibidos por los participantes en la experiencia compartida de la oración litúrgica de acuerdo con las tres expresiones rituales de la Iglesia católica en India, seguirá beneficiando no solo a la Iglesia, sino también a la más amplia sociedad en India durante los próximos años.

[Traducción del original inglés por Inma Álvarez

©Libreria Editrice Vaticana]