Comunicado sobre la próxima visita apostólica a Irlanda

“Una ayuda que la Santa Sede quiere ofrecer a los obispos”

| 1668 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 31 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- Ofrecemos a continuación el comunicado que ha hecho público hoy la Santa Sede sobre la próxima visita apostólica a varias diócesis de Irlanda, que tendrá lugar en el próximo otoño.

* * * * *



COMUNICADO DE LA SANTA SEDE SOBRE LA VISITA APOSTÓLICA A IRLANDA



A continuación de la Carta a los católicos de Irlanda, en otoño comenzará la Visita Apostólica a algunas diócesis del país, a los seminarios y a las congregaciones religiosas.

Esta visita quiere ser una ayuda que la Santa Sede pretende ofrecer a los obispos, al clero, a los religiosos y a los fieles laicos para afrontar adecuadamente la situación determinada por los trágicos acontecimientos de los abusos realizados por sacerdotes y religiosos hacia menores y para contribuir a la renovación espiritual y moral deseada y ya puesta en marcha con decisión por la Iglesia en Irlanda.

Los Visitadores Apostólicos intentarán profundizar en las problemáticas relacionadas con el tratamiento de los casos y la debida asistencia a las víctimas, y verificar la eficacia y la posibilidad de mejoras de las actuales modalidades de prevención de los abusos, teniendo ocmo referencia el Motu proprio pontificio Sacramentorum sanctitatis tutela y las normas del Safeguarding Children: Standards and Guidance Document for the Catholic Church in Ireland, encomendado y llevado a cabo por el National Board for Safeguarding Children in the Catholic Church.

La Visita comenzará en las cuatro archidiócesis metropolitanas de Irlanda (Armagh, Dublín, Cashel and Emly y Tuam) y se extenderá después a algunas otras diócesis.

Los visitadores nombrados por el Santo Padre para las diócesis son: el cardenal Cormac Murphy O’Connor, arzobispo emérito de Westminster, para la archidiócesis de Armagh; el cardenal Sean Patrick O’Malley, arzobispo de Boston, para la archidiócesis de Dublín; monseñor Thomas Christopher Collins, arzobispo de Toronto, para la archidiócesis de Cashel and Emly; monseñor Terrence Thomas Prendergast, arzobispo de Ottawa, para la archidiócesis de Tuam.

En el deseo de acompañar el camino de renovación de los lugares de formación de los futuros sacerdotes de la Iglesia en Irlanda, la Congregación para la Educación Católica coordinará la visita de los seminarios en Irlanda y del Colegio Pontificio Colegio Irlandés en Roma. Aun poniendo especial atención en las problemáticas que han exigido la Visita Apostólica, en el ámbito de los seminarios esta tendrá en cuenta todos los elementos que conciernen a la formación sacerdotal. Como Visitador Apostólico ha sido nombrado monseñor Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York.

La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, por su parte, organizará en dos fases la visita a las casas religiosas. Ante todo llevará a cabo una investigación a través de un cuestionario, enviado a todos los Superiores de los institutos religiosos presentes en Irlanda, con el fin de llegar a un conocimiento adecuado de la situación actual y de los proyectos sobre la observancia y la mejora de las normas de las guidelines. Para la segunda fase los visitadores serán los padres Joseph Tobin CSsR y Gero McLaughlin SJ para los institutos masculinos; sor Sharon Holland IHM y sor Mairin McDonagh RJM para los institutos femeninos. Éstos llevarán a cabo un atento estudio de valoración de los resultados recogidos y de los posibles pasos a dar en el futuro para favorecer una etapa de renacimiento espiritual de la vida religiosa en la Isla.

El Santo Padre invita a todos los miembros de la comunidad católica irlandesa a apoyar con la oración esta obra de ayuda fraterna. Él invoca la bendición del Señor sobre los Visitadores y sobre todos los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos de Irlanda, para que la Visita pueda ser para ellos una ocasión de renovado fervor en la vida cristiana, pueda profundizar su fe y reforzar su esperanza en Cristo nuestro Salvador.

[Traducción del original italiano por Inma Álvarez

©Libreria Editrice Vaticana]