Comunidad de San Juan de Dios en Togo, “Embajadora de la Salud” de la OMS

La orden también recibe la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid

| 1598 hits

AFAGNAN/MADRID, lunes 10 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en la localidad togolesa de Afagnan como Embajadora de la Salud, por su atención a los enfermos pobres y necesitados de Togo.

El director general del Hospital San Juan de Dios de Afagnan, el hermano Pascal Ahodegnon, recibió la distinción el pasado 1 de mayo en un acto solemne celebrado en Afagnan, informa un comunicado de la orden de los Fatebenefratelli.

El hermano Pascal Ahodegnon dio las gracias y destacó que el premio, que nació en la última Jornada Mundial de la Salud, es fruto del trabajo de todos.

“Aquí se trabaja en equipo -dijo-. Si el hospital se ha convertido en Embajador de la Salud, sed vosotros los verdaderos promotores: día y noche corramos para aliviar el sufrimiento de las poblaciones, continuad sin pararos”.

Este reconocimiento se enmarca en los esfuerzos que la OMS está realizando para valorar a personas y entidades que se distinguen por su acción e iniciativas para mejorar la salud en las ciudades.

El Hospital San Juan de Dios de Afagnan, situado a unos 90 kilómetros de Lomé en una zona muy pobre, dispone de departamentos de Medicina, Obstetricia-Ginecología, Pediatría, Cirujía, Laboratorio de análisis y Radiología.

Su estructura, inaugurada en 1964, tiene la forma de los granos con los que la Orden Hospitalaria simboliza a su fundador, san Juan de Dios, informa la agencia Fides.

Al empezar su actividad, el hospital contaba con 82 camas, que en la actualidad han ascendido a 269. El personal del hospital está constituido por más de doscientos laicos, religiosos y religiosas.

Más del 15% de los enfermos son atendidos gratuitamente, ya que están totalmente privados de recursos.

En el año 2008, 15.000 pacientes fueron atendidos allí, de los cuales 8.500 permanecieron hospitalizados.

La estructura sanitaria no recibe ninguna contribución estatal, sino tan sólo el apoyo económico de la curia general y de la provincia lombardo-véneta de la orden religiosa, así como la contribución de las asociaciones.

Reconocimiento en Madrid

Por otra parte, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha recibido la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, en reconocimiento de su labor excepcional, su entrega y atención a los enfermos y desfavorecidos.

El consejero general de la orden, el hermano Jesús Etayo recibió el más alto galardón que concede la Comunidad de Madrid el pasado 2 de mayo, en un acto celebrado en la Real Casa de Correos en la Puerta del Sol de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, destacó, en nombre de la comunidad autónoma española, la “gratitud y admiración por su generosa dedicación, desde mediados del siglo XVI, a las personas que sufren alguna discapacidad física y mental en Madrid”.

“Los hermanos se prodigan, con una entrega ejemplar, en la tarea de ayudar y auxiliar a los que sufren, destacó Aguirre.

Y añadió: “Han permanecido fieles al legado espiritual de su fundador, san Juan de Dios, y no han dejado de esforzarse por incorporar en sus centros los avances científicos y técnicos más innovadores para, así, cumplir su noble misión”.