Concierto benéfico para la defensa de Asia Bibi

Este martes 19 de marzo, organizado por HazteOir.org

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1237 hits

La plataforma ciudadana HazteOir.org organiza el concierto benéfico "Libertad para Asia Bibi", este próximo martes, 19 de marzo, con el objetivo de conseguir fondos para contratar a un abogado que defienda a la cristiana Asia Bibi, condenada a muerte en una cárcel de Pakistán, acusada de blasfemia.

“Esta cristiana ha sido convertida en un símbolo mundial de la persecución por motivos de conciencia. España y Francia se han comprometido a darle asilo político, junto a su familia, cuando sea liberada. El papa emérito Benedicto XVI también ha recordado en varias homilías su persecución y ha pedido a los pueblos que intercedan por su libertad", ha detallado el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, quien ha invitado a los españoles a sumarse a esta causa: “Con tu presencia puedes ayudar a defender la libertad religiosa y apoyar a esta familia católica. El marido de Asia Bibi y sus hijos sufren su ausencia desde hace ya cuatro años, los que lleva encarcelada y condenada a muerte a causa de su fe”.

El concierto de música clásica, bajo la dirección de Alex Goldmark, tendrá lugar a las 19.30 horas en el Teatro Fígaro de Madrid. Las entradas se adquieren a través del enlace http://es.amiando.com/concierto-por-asia-bibi.html y costarán 20 euros o 15, en el caso de que se compren dos o más. “Todo el dinero recaudado se destinará a la contratación de un abogado sin el que Asia Bibi no saldrá con vida de la cárcel. Su familia no puede pagarlo. Y ningún abogado pakistaní se atreve a representarla en los tribunales, por miedo a las represalias de los integristas musulmanes. Su única esperanza es que un buen abogado extranjero la represente. Durante los tres años que ha pasado en prisión, ha enfermado y ha sentido la terrible angustia de una persona perseguida por su fe", ha explicado Arsuaga.

¿Quién es Asia Bibi?

Asia Bibi es católica. Está casada y tiene cinco hijos. La menor, de 10 años. El 14 de julio de 2009, tras varias horas de cosecha en el campo, Asia Bibi tuvo sed, se acercó a un pozo y bebió. En ese momento, una vecina gritó que el agua era de las mujeres musulmanas y la estaba contaminando. El tono de la disputa fue subiendo hasta que surgió una acusación: ¡Blasfemia! En Pakistán, esa palabra significa la muerte. La suerte de Asia estaba echada.

Tras propinarle una brutal paliza, la encarcelaron. Un año después, (noviembre de 2010) fue condenada a la horca. Hoy, a la espera de una apelación, se pudre en una celda sin ventana. Las autoridades la han recluido en un módulo de aislamiento, por temor a que sea asesinada en la cárcel, ya que los clérigos musulmanes han puesto precio a su cabeza.

El marido y una de las hijas de Asia Bibi estuvieron el pasado mes de diciembre en Madrid, invitados por HO, para recoger uno de sus premios anuales.

Por ellos se supo, de primera mano, que lo más urgente para Asia Bibi es presentar un recurso ante la Corte Suprema. Es la única posibilidad que tiene de salir con vida de la cárcel.